Paquete
de más de 26 de medidas
–que serán dadas a conocer la próxima semana- apuntan
a combatir la burocracia, simplificando trámites y permisos para el
emprendimiento y la inversión; derribar barreras para generar más competencia
en los mercados, junto con introducir mayores incentivos a la innovación.

El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, participó este lunes en el anuncio de la Agenda de Aceleración Económica junto a sus pares de Hacienda, Felipe Larraín; de Obras Públicas, Alfredo Moreno; de Salud, Jaime Mañalich; de Vivienda, Cristián Monckeberg; de Agricultura, Antonio Walker; y de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel; que tiene por finalidad incrementar el ritmo de crecimiento de la economía, además de hacer frente a la compleja situación económica internacional -gatillada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China-, en un paquete de medidas que involucran alrededor de US$ 3.000 millones en aceleración de inversiones entre los años 2019 y 2020.

A este plan, se sumará la
Agenda de Reimpulso Económico que impulsará el ministro Fontaine, quien resaltó
que los tres ejes de las medidas que llevará adelante son el combate a la
burocracia y simplificación de trámites y permisos para apoyar el
emprendimiento y la inversión, derribar barreras para generar más competencia
en los mercados, además de mayores incentivos a la innovación.

“A nosotros, como gobierno,
nos asiste el convencimiento que, para impulsar la economía, es necesario
precisamente abrir más espacios al emprendimiento. Hay una ola emprendedora que
está bullendo, pero que requiere que abramos espacios para que realmente se
transforme en un aumento de la inversión y de la productividad”, sostuvo
Fontaine.

La Agenda de Reimpulso
Económico incluye alrededor de 26 medidas, de las cuales 11 están en trámite en
el Congreso y que serán priorizadas. “Otras serán indicaciones a proyectos
existentes y otras serán nuevos proyectos de ley. Hay, además, 15 medidas de
tipo reglamentario o de gestión y que, por lo tanto, no requieren de proyectos
de ley ni indicaciones”, sostuvo el titular de economía.

Los
ejes de la Agenda de Reimpulso Económico

En el primer eje de las medidas
-combate a la burocracia y simplificación de trámites y permisospara apoyar el emprendimiento y la
inversión- se incluye la simplificación de trámites para la creación de
empresas, su operación diaria y su desarrollo.

Un ejemplo es la firma
electrónica avanzada -en tramitación en el Congreso- que permitirá autorizar
firmas de contratos y documentos, como la compra venta de un auto u otros
contratos, sin la necesidad de un notario.

Otro ejemplo es la creación de
“Tu empresa en 1 Día 2.0”, que incluirá una mayor facilitación de trámites y
eliminará burocracia. “Empresa en 1 Día” fue creada durante el primer gobierno
del presidente Sebastián Piñera y ha permitido la creación de 140 mil empresas
en el último año.

Con esta nueva plataforma se
disminuirá el número de trámites, mejorará su usabilidad y la interacción con
otros servicios del Estado y privados.

 “El objetivo es facilitar la vida a los
emprendedores, eliminando burocracia innecesaria, reduciendo plazos de permisos
para proyectos de inversión y usando tecnología para permitir una economía
ágil, competitiva y productiva”, aseguró Fontaine.

El segundo eje–derribar barreras para introducir más
competencias en los mercados-contempla
la eliminación de barreras de entrada y de prácticas no competitivas para
permitir el acceso de nuevos actores a los distintos mercados y aumentar la
competencia.

Así, una medida que tendrá un
beneficio directo para los chilenos es la venta de medicamentos que no requieren
receta médica, en repisas o góndolas de establecimientos comerciales -no
necesariamente farmacias-, de manera que el público pueda acceder directamente
a ellos y en más puntos de venta en distintas comunas.

A ello se suma la iniciativa
de portabilidad financiera y la apertura del cabotaje marítimo de carga.

Y el tercer eje –estímulo a la
innovación- apunta a implementar mayores incentivos demanera que los emprendedores puedan crear nuevas ideas de cómo
producir más y mejor, y cómo satisfacer de mejor forma las necesidades de la
población.

Para ello se destinarán más
recursos para un reimpulso de “Start-Up Chile” y así atraer y potenciar talentos
de clase mundial y poner a Chile como uno de los países líderes pro
emprendimiento en el mundo.

Este eje involucra también
repotenciar los distintos instrumentos de CORFO a través de un aumento de
garantías a créditos Pyme para inversión y modernización tecnológica, con
especial énfasis en un programa de digitalización de pequeñas y medianas
empresas.

Este paquete de medidas viene
a fortalecer el proyecto de ley Pro Inversión que impulsa la cartera de
Economía y que está a la espera de su aprobación definitiva en el Congreso.

Junto con ello, destacó que “el
resultado de esta agenda va a ser una aceleración de la economía en los
próximos semestres, pero más allá de eso, mirando hacia mediano plazo, lo
importante es que a través de más emprendimiento va a haber más inversión y más
productividad, con lo cual va a aumentar el potencial de crecimiento de la
economía, que es el verdadero objetivo de esta agenda”.

El detalle de cada una de
éstas y otras medidas de reimpulso económico, será dado a conocer públicamente
la próxima semana por el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, tras
finalizar una ronda de consultas con los gremios representantes de micro,
pequeñas, medianas y grandes empresas del país con los cuales se han llevado a
cabo diversos encuentros para recoger sus propuestas.