Se agotó la paciencia del Manchester United.

El club anunció este martes la salida del técnico José Mourinho con efecto de inmediato tras dos años y medio al frente del equipo.

El entrenador portugués llegó con el objetivo de recuperar la gloria de un equipo que se encontraba a la deriva tras el retiro de Alex Ferguson en 2013. En su primer año en Old Trafford logró ganar la Liga Europa y la Copa de la Liga.

Pero la contundente derrota 3-1 del pasado fin de semana en el clásico de Inglaterra frente a Liverpool, que dejó al United sexto en la tabla a 19 puntos del conjunto de Anfield, terminó siendo la estocada final.

José MourinhoJosé Mourinho ganó dos títulos en su primera temporada con el Manchester United.

En un comunicado, la directiva de los diablos rojos agradece el trabajo del entrenador portugués y le desea suerte en el futuro, pero lo cierto es que el paso de Mourinho por Old Trafford es considerado como un fracaso tanto por los aficionados como por gente allegada al club.

«Un técnico interino se encargará del equipo hasta el final de la presente temporada mientras el club lleva a cabo un exhaustivo proceso para designar un nuevo entrenador».

Según informaciones de prensa, la persona que asumirá por ahora las riendas del equipo será el exjugador inglés Michael Carrick, pero solo hasta conseguir un reemplazo para los próximos meses.

Los favoritos de las casas de apuestas para ser nombrado en el cargo de manera permanente son el francés Zinedine Zidane y el argentino Mauricio Pochettino.

El peor

Los 26 puntos que suma el Manchester United en 17 partidos es la peor cosecha que ha logrado el club en la Liga Premier y la más baja desde 1990, cuando todavía se disputaba la primera división.

José Mourinho

La salida de Mourinho se produce tras perder 3-1 frente al Liverpool el pasado domingo, derrota que dejó al Manchester United a 19 puntos del conjunto de Anfield

Se encuentra a 11 puntos de los puestos que dan acceso para la próxima temporada a la Champions League, torneo en el que todavía permanece con vida este año, pero en el que se tendrá que medir al poderoso París Saint-Germain en octavos de final.

El despido de Mourinho se produce después de que el club invirtiera más de US$450 millones en refuerzos para la plantilla, incluyendo el francés Paul Pogba, quien no fue utilizado el domingo en Anfield pese a haber costado más de US$100 millones.

Pogba reaccionó de inmediato a la salida del técnico portugués con un provocador mensaje en sus redes invitando a sus seguidores a escribir la leyenda a una imagen de él.

 

Paul PogbaLa provocadora imagen de Pogba.

El jugador lo borró, pero no a tiempo para que se reprodujera en internet.

También confirma una tendencia que ha mantenido Mourinho durante su carrera y es el hecho de que nunca ha completado cuatro temporadas seguidas al frente de un equipo.

Solamente en una ocasión logró comenzar su cuarto año, pero fue despedido por el Chelsea en 2007 durante su primera etapa en el club.

Mismo patrón

La salida de Mourinho se fue haciendo cada vez más inminente por los malos resultados del Manchester United -peores que en la épocas de David Moyes y Louis van Gaal- y el pobre desempeño en el campo.

«Los dos títulos en su primera temporada fueron como un espejismo del verdadero nivel del club, que ese mismo año finalizó en sexto lugar en la Premier», indicó el editor de deportes de BBC Mundo, José Miguel Pinochet.

«Pero lo más preocupante estuvo por venir al no poder sacar el mayor rendimiento a sus jugadores».

«No hay nadie de la actual plantilla que uno pueda decir ha mejorado gracias a Mourinho«, añadió.

Alexis Sánchez

El chileno Alexis Sánchez nunca ha podido mostrar su mejor nivel en Old Trafford.

«Es el caso de Pogba, Romelo Lukaku, el chileno Alexis y cada uno de los jóvenes que despuntaron en la etapa anterior de la mano de Louis van Gaal, como Lingard, Martial y Rashford».

El técnico portugués tampoco pudo ganar el título de liga en su segunda temporada como la había logrado en sus otros equipos a lo largo de su carrera, síntoma que se percibió como que algo no estaba funcionando.

Eso se hizo evidente con las continuas quejas de Mourinho por la falta de fichajes -el club contrató hasta 11 refuerzos desde que llegó- y las críticas públicas a sus jugadores.

«Fue el mismo patrón que repitió en los meses que precedieron a sus salidas en el Real Madrid y el Chelsea, hasta el punto que en ambos casos también llegó a renovar su contrato antes de ser despedido», resaltó el especialista en deportes.

Inevitable

Michael Owen, legendario goleador inglés que pasó por Liverpool, Newcastle y Manchester United en la Liga Premier, dijo que el despido de Mourinho era algo inevitable.

Aficionados del Manchester United.Old Trafford dejó de ser desde hace tiempo el «Teatro de los sueños» para los aficionados del Manchester United.

Opinión que repiten cada uno de los comentaristas y exfutbolistas asociados a los diablos rojos dada la pérdida de identidad que estaba atravesando el club de la mano del técnico portugués.

Acostumbrados al fútbol ofensivo, que llevó al Manchester United a sus años de gloria junto a Alex Ferguson, el estilo pragmático de Mourinho produjo un cortocircuito con los aficionados en las gradas.

«Con Mourinho siempre fue defensivo, cobarde», comentó Ben Sutherland, del Servicio Mundial de la BBC.

«Los jugadores se escabullían en silencio al final de los partidos cuando debían haber sido aplausos lo que recibían de las gradas».

Jugadores del Manchester United

Los jugadores del Manchester United muestran su decepción con uno de los goles del Liverpool.

El redactor en jefe de fútbol de la BBC, Phil McNulty, considera que el mayor temor es que el portugués comience a ser considerado como un técnico del pasado, desfasado del fútbol actual que promueven técnicos como Pep Guardiola, Jurgen Klopp y el mismo Mauricio Pochettino.

«El fútbol ha evolucionado y mientras ese trío se muestra con ideas frescas e innovadoras, Mourinho aparece cansado, preocupado, negativo y muy lejos del estilo vibrante de los otros tres».

El australiano Mark Schwarzer, quien estuvo bajo las órdenes de Mourinho en el Chelsea, cree que es prematuro dar por acabado a un entrenador que ha logrado tanto en el fútbol.

«Él sigue siendo relevante sin importar lo que pasó en el Manchester United, y sus métodos son modernos tanto en su manera de entrenar como en sus tácticas», defendió.

«Lo único es que cada uno tiene una manera de interpretar cómo se debe jugar el fútbol. Pero si todos juegan como Klopp o Guardiola el fútbol sería muy aburrido, todos haciendo lo mismo».

La pregunta ahora es qué pasará con Mourinho y dónde podrá demostrar que todavía sigue vigente. Y el problema es que en el horizonte no aparecen muchas opciones, por lo menos no en el fútbol inglés.

Fuente: BBC News Mundo