110 empresas regionales participan en proceso 2020 que bonifica en un 20 por ciento las inversiones de pymes en Tarapacá.

En un 47 por ciento aumentaron las postulaciones a la convocatoria 2020 del concurso de DFL 15, en relación al proceso de 2019, registrándose el ingreso de 110 solicitudes, es decir 25 más en comparación al año pasado.

La información la entregó el director regional de Corfo, César Villanueva Vega, quien manifestó que “esta explosiva alza, se sustenta en la participación de numerosas empresas que se vieron afectadas por la contingencia social, y asimismo en la modificación de las bases para que pudieran acceder a este beneficio las pymes del transporte escolar, que prácticamente no registraron actividad en los últimos meses”.

El Fondo de Fomento y Desarrollo de las Regiones Extremas (DFL 15), está destinado a bonificar en un 20 por ciento las inversiones o reinversiones que pequeños y medianos inversionistas, y productores de bienes o servicios.

En el desglose de las cifras, del total de los ingresados, 59 se hicieron directamente en las oficinas de Corfo, 50 accedieron a través de la página web, mientras que una se registró en la Gobernación del Tamarugal. Todas ellas, implican una inversión de casi 12 mil millones de pesos y demandan una bonificación de dos mil 430 millones de pesos.

En 2019, se recibieron 75 postulaciones y solicitaron devoluciones por mil 454 millones de pesos. De esta cantidad fueron seleccionadas 55 empresas, las que accedieron a 805 millones de pesos a repartir, favoreciendo principalmente a los sectores de turismo, transporte, servicio y alimentación de la Región de Tarapacá.

“Esta es una potente herramienta para las mipymes, ya que permite la generación de infraestructura, las que van apalancas con nuevas oportunidades de empleo y desarrollo para Tarapacá”, recalcó César Villanueva.

Las postulaciones se encuentran en procesos de evaluación para su elegibilidad y posterior selección, a través de un Comité Resolutivo que integran la Seremi de Economía, Seremi de Hacienda, Seremi de Desarrollo Social, y dos empresarios regionales, actuando Corfo como secretaría ejecutiva de la convocatoria.

El programa incentiva a empresas con ventas anuales que no excedan las 40 mil unidades de fomento. Los fondos dispuestos constituyen un respaldo a los emprendedores e inversionistas, ya que por intermedio de sus empresas generan mayor empleo y actividad económica en la región.

En este beneficio, se utilizan como criterios de evaluación el impacto regional, el grado de ejecución y puesta en marcha del proyecto, la incorporación de valor agregado en proyectos o servicios, la generación o incorporación de innovaciones tecnológica, y las capacidades de ejecución.

image_pdfimage_print