Los Músicos Navales son parte intrínseca de la historia más que bicentenaria de la Institución, siendo parte fundamental de aquellas primeras unidades y reparticiones creadas con el objetivo de consolidar nuestra independencia.

En el siglo XIX eran los transmisores de la voz del mando en el desarrollo de diferentes acciones, siendo fundamentales tanto en operaciones como en el mantenimiento del ánimo de quienes componían aquellas dotaciones, siendo parte del espíritu y moral en apartados territorios, transmitiendo con sus sones y armonía historias, identidad y también los símbolos que fueron conformando el espíritu de las distintas Unidades y la historia de nuestra Patria.

A través del tiempo muchos de estos serían parte de proezas y epopeyas, como es el caso del Tambor y Corneta Gaspar Cabrales, quien fue parte de aquella jornada de gloria del 21 de mayo de 1879 en la rada de Iquique, transmitiendo las órdenes del Capitán Arturo Prat, falleciendo antes del abordaje.

De esta manera en el siglo XX, los Músicos Navales fueron conformando diferentes funciones, las cuales siempre han estado ligadas con la marcial preparación y constante práctica que exige a todos los miembros de la Institución, portando el distintivo de la Lira dorada, emblema que une a aquellos que desde 1943, en el marco del homenaje a Santa Cecilia patrona universal de los músicos, conmemoran el 22 de noviembre su día.

En Magallanes, las diferentes bandas de músicos de la Institución han sido parte de diversos momentos de la historia de la región, estando presentes en ceremonias y desfiles, conformando un punto de encuentro con la ciudadanía en los apartados rincones de la Patria.

Durante décadas en la ciudad de Punta Arenas la Banda del Destacamento de Infantería de Marina N° 4 “Cochrane”, sirvió de telón de fondo para los tradicionales desfiles dominicales, hasta que la Banda Insignia de la Tercera Zona Naval asumió aquella responsabilidad, la cual durante el actual estado de pandemia ha silenciado sus bronces y tambores, apoyando a la comunidad con diversas y silenciosas labores.

El día de la Especialidad de Músicos Navales en el actual contexto es diferente, pero no por eso menos significativo, estando ligados a una historia que con notas de armonía han acompañado el quehacer de la Institución por más de 200 años de historia.

image_pdfimage_print