Actuar preventivamente fue la máxima del Equipo de Salud Rural Comunal, adaptando cada una de las unidades de Salud Rural con un espacio para casos de pacientes con problemas respiratorios y, ahora con la estrategia del ministerio de Salud se aplican testeos masivos focalizados en sectores de población de alto riesgo.

Todas las postas rurales y estaciones médico rurales están acondicionadas para la atención de activaciones de protocolo por sospecha de COVID-19. Al igual que el SAPU y CESFAM, se habilitó un espacio para la atención de pacientes con afecciones de tipo respiratorio.

La medida buscó desde un principio que se desató la pandemia en la comuna aislar los posibles contagios de personas sanas. Esto en la línea de lo que recientemente el Ministerio de Salud incorporó en su estrategia de TTA, Testeo, Trazabilidad y Aislamiento.

En las Postas Rurales, hay dos áreas, una que evalúa las sospechas de Covid-19 y otra que atiende otras morbilidades o sintomatologías no respiratorias.

Cabe señalar que la morbilidad es un concepto que usa para denominar las atenciones de tipo espontáneas y corresponden a patologías que se ha presentado en los últimos tres días.

Carolina Moya, encargada de la Unidad de Salud Rural Comunal que administra la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Pozo Almonte (Cormudespa) explicó que se han realizados testeos masivos en Mamiña y en la localidad de La Tirana en conjunto con personal del Servicio de Salud Iquique y de la secretaría regional ministerial (Seremi) de Salud

Cabe señalar que estas son las dos localidades que han presentado mayor número de casos de contagio por Covid-19

También, se adaptó la atención de las rondas médicas según la necesidad de los pacientes. Por ejemplo, la coordinación de entrega de tratamientos anticonceptivos y la mayoría de las veces la más alta demanda en la Salud Rural es de atención de médico. 

image_pdfimage_print