Droga venía oculta al interior de 17 tubos de tela y en un habitáculo destinado a la descarga del baño.

Fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas detectaron e incautaron 274 kilos 560 gramos de marihuana en un bus internacional que pretendía ingresar a Chile por el complejo fronterizo Colchane, 239 kilómetros al este de Iquique. La droga estaba oculta al interior de tubos que simulaban llevar tela y escondidos en un habitáculo destinado a la descarga del baño.

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina Silva, señaló que la detección se logró gracias a la aplicación de técnicas combinadas que involucraron el análisis de riesgos, tecnología no invasiva y un can detector. “Nuestros fiscalizadores analizaron una serie de parámetros y efectuaron una revisión especial al bus, estableciendo que en la zona utilizada para almacenar la descarga del baño mantenía un acceso clausurado. Debido a ello se intervino el tablero de control y se logró abrir el habitáculo, hallando un grupo de tubos que simulaban ser telas”.

Molina Silva agregó que el procedimiento, realizado a 3.690 metros sobre el nivel del mar, continuo con la revisión a 17 tubos con canes y máquina de Rayos X, “determinando que sólo se trataba de una fachada y en su interior contenía un total de 274 kilos 560 gramos de marihuana”.

La droga, cuyo valor supera los 1.372 millones de pesos en el comercio ilícito, fue cargada en La Paz y tras pasar por Oruro su destino era Iquique. Cada cilindro tenía 16,6 centímetros de diámetro y 120 centímetros de largo, los cuales estaban sellados al vacío

Los conductores S.R.F. (26) y E.M.M. (32) junto a la droga y los medios de prueba fueron entregados mediante cadena de custodia a la policía.

El control de detención se realizó en el Juzgado de Letras y Garantía de Pozo Almonte. El fiscal Javier Gutiérrez formalizó a los dos conductores por tráfico de drogas y el magistrado Rodrigo Villar determinó dejarlos en prisión preventiva durante los 120 días que dure la investigación.