• A través de una carta abierta Javier García Choque, informó al Presidente de Bolivia Luis Arce, de los problemas que viven los aymaras a los dos lados de la frontera quienes ven sus propiedades invadidas y bienes saqueados por los desesperados migrantes.

Las erradas respuestas del gobierno chileno para tratar el tema de la migración irregular que afecta al poblado de Colchane, motivó al alcalde Javier García Choque, solicitar la intervención del presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, para que inicie conversaciones diplomáticas con los países que sirven de corredor para los migrantes para mitigar el flujo de estos por el continente.

García explicó que los aymaras de ambos lados de la frontera han visto afectado sus vínculos ancestrales y sanguíneos, en especial por la militarización chilena de la frontera, además de afectar los lazos comerciales y laborales entre los aymaras de ambos países.

El alcalde chileno recordó el episodio de los ciudadanos bolivianos varados en Colchane, que fueron impedidos por el gobierno de facto de Janine Añez, de ingresar a su país, los cuales debieron ser atendidos por el pequeño municipio andino, pero qué debido a la magnitud del flujo migratorio venezolano, cercano a los mil diarios, le es imposible atender con sus escasos recursos.

Situación

García informó que todos los migrantes que llega a su territorio lo hacen por Perú vía Desaguadero, que según relatan los migrantes es la más dura de su trayectoria.

“Nosotros insistimos que este no es un problema local de Colchane, es una crisis humanitaria que afecta a los migrantes venezolanos y a los habitantes originarios de cada territorio. Es un problema que debe ser atendido a nivel de cancillerías ya que involucra al menos a 5 países de tránsito y al propio gobierno de Venezuela, por lo que son los máximos mandatarios de cada país quienes deben hacerse cargo de esto, teniendo como pilar fundamental de su geopolítica el bien de los individuos”, declaró García.

Colchane es un municipio andino, ubicado a 3.700 M.S.N.M. a unos 250 kilómetros al este de Iquique, que limita con la localidad boliviana de Pisiga Bolívar. Desde marzo del 2020 se ha convertido en el punto de ingreso de la migración irregular al país, en especial de venezolanos. Para el alcalde el gobierno regional de Tarapacá ha hecho oídos sordos a sus demandas, tanto que el gobernador provincial renunció y el intendente se fue de vacaciones en medio de la crisis humanitaria más grave que ha afectado a Chile, lo que ha motivado a García a buscar apoyo internacional en el Presidente de Bolivia, al considerar que los derechos humanos y ancestrales de los aymaras de ambos países se han visto afectados.

Texto de la carta enviada al primer Mandatario boliviano

Colchane 01 de febrero del 2021

Estimado Luis Arce Catacora, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, presente.

Yo Javier García Choque, como alcalde del municipio de Colchane me dirijo a usted para informar de la situación que afecta a los pueblos aymaras de Bolivia y Chile por la masiva migración de ciudadanos venezolanos, quienes cruzan a pie nuestro territorio rumbo a la capital de Chile, afectando nuestro tradicional estilo de vida.

En Bolivia como en Chile los aymaras somos un solo pueblo cuyo buen vivir se ha visto afectado por este proceso migratorio, que no tiene antecedentes en la historia de nuestro continente.

Los migrantes cruzan de manera irregular la frontera de cinco países, pero es el trayecto entre Perú, Bolivia y Colchane, vía Desaguadero, el más tortuoso para ellos donde son víctimas de todo tipo de privaciones, abusos y consecuencias del clima altiplánico.

Las condiciones de estos ciudadanos son deplorables, sobre todo en los niños, su piel queda curtida por el frio, sus narices sangran por la altura. Por todos lugares y horas de nuestro poblado se escucha desesperados llantos de hambre, sed y frio de los niños migrantes.

Para los aymaras de ambos lados de la frontera, la presencia de estos ciudadanos ha alterado nuestro buen vivir, ya que en su desesperación ingresan a las casas de los poblados en busca de refugio y comida.

En el caso de Chile el gobierno trata a través de medidas restrictivas detener esta migración, una de esas la militarización de nuestro territorio. Lo que ha dañado el vínculo ancestral entre los aymaras de ambos lados de la frontera, que con el tiempo no solo los une una actividad comercial o laboral sino también consanguínea. La historia nos dice además que para ningún pueblo originario la militarización ha traído una consecuencia positiva.  

Por eso solicito para que gracias a su envestidura y prestigio solicite un trabajo en conjunto entre las cancillerías de los cinco países que sirven de ruta a los migrantes, en especial a la ruta de Perú, Chile y Bolivia. Además de realizar diversas gestiones con organismos internacionales.

Nosotros recordamos cuando tuvimos que ser refugio de cientos de sus compatriotas que, al inicio de esta pandemia el gobierno de facto de Yanine Añez, les impidió regresar a su hogar, dejándolos padecer el clima extremo del altiplano y hambre que tratamos de suplir con nuestros escasos recursos. Estos mismos sentimientos nos embargan al ver el sufrimiento de nuestros hermanos de Venezuela.

A usted y a mí nos une una historia, un idioma y una sensibilidad social que no existe en otros continentes. Espero que concuerde que nuestra geopolítica debe tener como fuente original el bienestar de nuestros habitantes, sumado al respeto que nos merecemos los aymaras y los pueblos originarios.

Abogo a usted para trabajar en una solución definitiva a este flujo migratorio que afecta a nuestros países, pueblos originarios y ciudadanos venezolanos. Quedo llano a su respuesta y nuestro compromiso a trabajar con usted y las instancias internacionales pertinentes que puedan intervenir en la búsqueda de una solución. Me despido de usted, con la seguridad que mis palabras no caerán en el vacío.

Javier García Choque

Abogado Aymara

Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Colchane

image_pdfimage_print