Durante visita  a las obras

En la visita que realizó el alcalde Patricio Ferreira junto al Cuerpo de Concejales, autoridades regionales y dirigentes vecinales de la comuna, a las obras del hospital de Alto Hospicio que esperan estar terminadas en agosto del 2021, planteó a los técnicos profesionales del proyecto, la necesidad que se ocupara mayormente mano de obra local, tanto en la etapa de construcción como durante el proceso ya de atención de público previsto para el 2022, en que estén todos los servicios operativos.

El jefe comunal dijo que frente a las solicitudes de los vecinos de la comuna, quienes estaban preocupados por el gran número de los trabajadores extranjeros y de otras regiones del país, que según ellos se encuentran laborando en el lugar, era un tema que requería una urgente respuesta. “La intención tampoco es  discriminar a las personas que han venido de otros países y de otros lugares de Chile, sino, que el objetivo es que estas obras de envergaduras privilegien a personas de la comuna y de la región de Tarapacá”, aseveró.

Asimismo, recordó que no hace mucho la comuna presentaba una tasa de cesantía de más de 14 por ciento, una de las más altas del país, de allí el interés de la población y de las autoridades locales. “Le pediremos a los encargados de las obras que nos informen sobre la composición del personal y nos precisen el porcentaje de personas que son de la zona que se encuentran empleados”, advirtió.

Las palabras del alcalde Ferreira fueron bien recibidas por el personal a cargo de las obras, quienes aclararon que la mayoría de los trabajadores que se desempeñan en la construcción del hospital son de la comuna y la zona.

“Gran parte del personal de la empresa que lleva adelante el proyecto de construcción del hospital son trabajadores de la zona, de hecho la proporción es que de 4 trabajadores, 3 son de la localidad”, aseguró el director de las obras, Jorge Galleguillos.

La inquietud del alcalde es muy valedera y “nosotros en ese sentido ya le habíamos solicitado a la empresa constructora que realizara una selección de operarios que fueran de la comuna”.

Asimismo, el inspector fiscal del contrato por parte de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, Ali Kalil destacó la preocupación de la autoridad comunal en ese tema, y acotó que “nosotros estamos trabajando con personal de la comuna en las obras, no obstante hay trabajadores especialistas que son de afuera, debido a razones técnicas que requiere la edificación”.

De todas formas indicó que a futuro esperan contar con una mayoría de personal local para todos los trabajos de mantención, que en definitiva va a beneficiar a la comunidad hospiciana.

Actualmente laboran en las obras, 346 trabajadores quienes tienen horario normal de 8.00 a 18.00 horas.

En cuanto al personal que va a desempeñarse en el hospital, se estima en un orden cercano a los 700 funcionarios en el área no clínica y en el ámbito clínico cerca de 100 profesionales médicos.

Por otra parte se consigna que el hospital de mediana complejidad que se está construyendo en el sector de La Pampa, se espera que entregue atención a más de 150 mil personas en un edificio de más de 48 mil metros cuadrados.

Este contempla un diseño de aislamiento antisísmico y eficiencia energética. Tendrá una capacidad para 235 camas, 7 pabellones quirúrgicos, 3 salas de parto integral, 12 sillones de diálisis y 7 sillones dentales, además de 16 box de consultas médicas, 10 box otros profesionales, 14 box de procedimientos y 9 box consulta de urgencia. También contará con un helipuerto.