El uso de una batea de basura, aunque sanitizada como depósito de las cajas de mercaderías que se están repartiendo en toda la comuna, fue reconocida por el alcalde Patricio Ferreira como un error impresentable y que realizara una investigación para aclarar el hecho.

Dijo que con el afán de cumplir con todos los vecinos y hacerle entrega lo más rápido posible la canasta familiar, se pueden cometer errores como utilizar un medio de transporte inadecuado, por lo que insistió en las disculpas públicas y que situaciones como esa no se volveran a repetir.

No obstante, para tranquilidad de la población reiteró que iba a tomar todas las medidas administrativas e instruir una investigación sumaria para que en el futuro no vuelvan a ocurrir eventos que empañen una acción social de mucha utilidad para las familias.

Además llamó a la comunidad a la comprensión y que continuarán con la labor de entrega de cajas de alimentos que con mucho esfuerzo están desarrollando los funcionarios municipales para su beneficio.

Vecinos valoran reconocimiento público

Esta aclaración del jefe comunal, fue destacada por los vecinos del sector de Santa Rosa, que a pesar de la mala decisión de acopio de las cajas de mercaderías, valoraron su valentía y compromiso con la comunidad.

Sostuvieron que el pedir disculpas, ante una mala decisión,  habla muy bien de una autoridad política y es un gran avance que se reconozcan y enmienden los errores.

Asimismo, insistieron en que no se pierda el foco en lo que se está trabajando, que es ayudar a mucha gente que está pasando muchas necesidades y eso es lo fundamental.

image_pdfimage_print