Hoy presenta un déficit de más de 2 mil 300 millones de pesos

La grave crisis sanitaria, social y económica que están viviendo las comunas del país requieren de medidas urgentes del Ejecutivo, como una ley corta de financiamiento que resuelva y dé tranquilidad a las arcas municipales para atender las demandas de la ciudadanía, aseguró el alcalde Patricio Ferreira en entrevista a medios radiales de la región.

Explicó que hizo un llamado abierto al Ejecutivo y a los parlamentarios, en particular a los de la región, para aprobar una iniciativa legal de financiamiento de emergencia para las municipalidades del país, debido a la situación económica extremadamente delicada en que se encuentran a consecuencia de la pandemia.

Todo esto ocurre, sostuvo, por una merma considerable de los ingresos que perciben los municipios, por causa de distintos factores, como la postergación de los pagos de permisos de circulación, la disminución de los recursos que se reciben por cancelación de multas y otros tipos de permisos, además por la brusca disminución de los fondos comunes municipales. Hecho que deja a muy mal traer a las comunas de menores ingresos como Alto Hospicio.

Precisó que la comuna hoy presenta un déficit de alrededor de más de 2 mil 300 millones de pesos, de un presupuesto anual de 13 mil millones de pesos. Crisis financiera que podría llegar a cerca de 3 mil millones de pesos a fines de diciembre, por el aumento del gasto social para ir en ayuda de los vecinos y vecinas en tiempos de pandemia.

Alcalde de Alto Hospicio Patricio Ferreira

El municipio ha gastado todo el aporte que ha recibido de parte del gobierno en adquisición de ayuda social como cajas de alimentos que se han repartido en toda la ciudad. Este mayor gasto y menor ingreso se ha tornado insostenible para el consistorio y también para otros municipios del país.

Por otra parte, se recuerda que ya el alcalde Ferreira envió con anterioridad al Ejecutivo una carta explicando la difícil situación financiera que estaba viviendo la comuna. Al no tener respuesta, y frente a la situación cada día más compleja, es que se está buscando un apoyo entre otros alcaldes y parlamentarios.

Sin lugar a dudas, creemos que el Gobierno de Sebastián Piñera tiene la obligación moral de atender a sus “hermanos menores”, los municipios, quienes han sido la primera línea en participar en esta crisis sanitaria por el COVID-19.  Ellos son la primera respuesta que tiene el Estado para atender los problemas graves  que tiene la ciudadanía. Los primeros en atender con ayuda sanitaria y social fueron los municipios, por lo tanto, que éstos entren en situación de quiebra provocará que no puedan enfrentar a cabalidad su responsabilidad social a la comunidad, además de poner en riesgo la estabilidad laboral de los funcionarios municipales.

image_pdfimage_print