Alcalde Patricio Ferreira y Cuerpo de Concejales frente a la contingencia nacional provocada por el Coronavirus, COVID-16, a través de una declaración pública emplazaron al intendente regional de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada a tomar medidas más urgentes para controlar la propagación de la enfermedad en la comuna y región.

Dijo que al declararse Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por 90 días en todo el país para enfrentar la crisis que está afectando el país el COVID-16, y donde las Fuerzas Armadas tomarán el control de la región, “le pediremos entre otras cosas, ayuda en la repartición del suministro del agua a las tomas y campamentos de la comuna. En esos lugares también la gente tiene que mantener las medidas higiénicas como lavarse las manos a cada momento, pero carecen del vital elemento para hacerlo como corresponde”, aseveró.

“La Municipalidad está imposibilitada para entregar suficiente agua a esa población de la comuna, por ello pediremos por oficio al gobierno regional o a las Fuerzas Armadas para que nos colaboren con camiones aljibes en las labores de la repartición del agua”, afirmó.

Con ello, reiteró el jefe comunal, se contribuye enormemente a la contención de la enfermedad, ya que al haber suficiente líquido se realiza en mejores condiciones el lavado de manos de agua con jabón, que es fundamental para evitar el contagio del Coronavirus.

Por otra parte, sostuvo cómo hay una total incertidumbre de lo que puede suceder en los próximos días, espera que el Gobierno pueda decretar una cuarentena general de manera que la gente no salga de sus casas. Esta medida insistió, es la única manera más efectiva para poder controlar y hacer frente a la crisis que está viviendo toda la nación por causa del COVID-16.

Asimismo, la autoridad comunal, manifestó su preocupación por los gastos que deben incurrir los ciudadanos en esta época del año, como son los correspondientes a la renovación de permisos de circulación. En este tema hizo un llamado al gobierno a tomar acciones como extender el plazo para cancelar esos compromisos. También para que interceda y oficie a los servicios públicos diferir los pagos de la luz y el agua, ya que en esta contingencia nacional, la gente se va a quedar sin recursos.

Todas estas medidas y muchas más se pueden hacer, aseguró, pero “hay que implementarlas ya, no se puede estar esperando más tiempo frente a una enfermedad que avanza aceleradamente en todas partes del país y del mundo”.