El albergue para adultos mayores vulnerables y personas en riesgo de contraer la enfermedad del COVID-19 que se encuentra funcionando con capacidad para 20 usuarios, extenderá su atención hasta el próximo 30 de noviembre, aseguró el subsecretario de Servicios Sociales del  Ministerio de Desarrollo Social y Familia, MIDESO, Sebastián Villarreal, durante la visita al recinto de acogida. Acompañaron a la autoridad ministerial, la seremi de Desarrollo Social y Familia de Tarapacá, Katherine Aliaga  y el director de la Dirección de Desarrollo Comunitario, DIDECO de la Municipalidad de Alto Hospicio, Esteban Zavala.

En la oportunidad, las autoridades de gobierno se reunieron con los usuarios y conocieron de su experiencia de vida y cómo su situación ha mejorado mientras residen en el albergue que se instaló  hace 4 meses atrás.

Al respecto, Esteban Zavala de DIDECO, dijo que el espacio que estaba previsto por 120 días en el consultorio Santa Rosa en La Tortuga, se extenderá por dos meses más al recibir más recursos del Ministerio de Desarrollo Social, MIDESO.

De esa manera, las personas en riesgo social y con enfermedades de base estarán más protegidas de contraer la enfermedad infecciosa del COVID-19, que aún no cuenta con vacuna, afirmó.

Asimismo, indicó que durante todo este tiempo en que está habilitado el lugar, se han mantenido las personas en su interior, aunque un grupo menor lo ha abandonado, pero siempre llegan unos nuevos. En la actualidad todavía el albergue tiene unos cupos para recibir a las personas vulnerables.

Esta iniciativa que está llevando a cabo la Municipalidad de Alto Hospicio en convenio con el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, para proteger la salud de las personas que no tienen un lugar fijo para vivir, y no se contagien de coronavirus, está siendo atendido por un equipo multidisciplinario de profesionales del área social y de la salud.

Las personas en situación de calle en este espacio de La Tortuga, acceden a los servicios de alojamiento, alimentación, abrigo, atención de salud y servicio de peluquería, además de apoyo psicosocial y psicolaboral, a través de un proceso de acompañamiento.

image_pdfimage_print