• Presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT) valoró los perfeccionamientos anunciados por el Ministerio de Hacienda en un tema “muy sensible” para la población y que “incide de manera relevante en la confianza” como es el gasto público.

“El camino para resolver la falta de confianza es más transparencia y más control”, indicó el presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT), Jorge Jaraquemada, al referirse a los cambios que anunció el Ministerio de Hacienda para perfeccionar el sistema de compras públicas, incluyendo ChileCompra. 

“El gasto público es un tema muy sensible e incide de manera relevante en la confianza que la ciudadanía pueda tener en la gestión y en las instituciones”, afirmó el abogado y representante del CPLT. Y agregó: “Es un avance muy relevante hacer cambios profundos como los que se han informado. Desde el Consejo, en el marco de nuestro Acuerdo Nacional sobre Integridad Pública y Anticorrupción, a mediados de 2019, hicimos propuestas orientadas a transformar el sistema, abogando porque ChileCompra sea su órgano rector y que amplíe su alcance a la totalidad del proceso de adquisición”. 

Para el titular de Transparencia es además muy importante sumar actores como los organismos autónomos al sistema de ChileCompra. Subrayó que el Consejo planteó la inclusión en el sistema de compras públicas de los organismos con autonomía institucional y las obras públicas en general. Asimismo, señaló: “creemos que es extremadamente positivo generar mayor competitividad, controlar mejor el trato directo y acortar plazos de convenios que parecen muy amplios”. 

Jaraquemada explicó que desde el CPLT en el marco de sus medidas sobre Integridad y Anticorrrupción plantearon la  obligatoriedad de auditar todas las compras, adquisiciones y licitaciones que sobrepasen un cierto umbral por parte de la Contraloría General de la República. 

Otra de las iniciativas del Consejo que destacó el abogado fueron aquellas que apuntan a elevar los estándares de entrega de información en materias vinculadas a concesiones y asociaciones público privadas, incluyendo por ejemplo tarifas y precios, y consecuencias en el evento de quiebra, terminación de pagos y renegociaciones.

El presidente del CPLT valoró también los perfeccionamientos de plataformas tecnológicas que propuso el Ejecutivo, entre ellas de licitaciones, puesto que esto permitirá disponer de mayor cantidad de información pública. Con respecto a este último punto planteó que “Tanto a nivel local como a nivel central levantamos información relacionada con la percepción negativa que muchas veces generan los proceso de licitación”. Por ejemplo, aquellos que no se adjudican la opción con el monto más bajo”, detalló el abogado. “Este tipo de cuestiones deben ser atendidas, porque van generando en la obra del barrio o en la gran infraestructura la percepción de que no se manejan adecuadamente recursos públicos”, espetó.

Las medidas, que apuntan a modificaciones legales y administrativas, surgen de una serie de propuestas derivadas de un análisis de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que estableció la posibilidad de ahorros de hasta US$855 millones.

En pandemia: más transparencia

Para el titular del CPLT en un contexto de crisis sanitaria, económica y social como el que atraviesa el país: “es aún más importante la transparencia. Es necesario contar con un sistema que permita tener la mayor calidad y claridad sobre los datos y gastos vinculados a la emergencia sanitaria”. 

Hizo hincapié además en el acceso a información no sólo con la finalidad de controlar los gastos “sino también a favor de la transparencia en las decisiones públicas. Y ahí, es clave el acceso a información, porque es la única manera de que la gente comprenda el porqué de las acciones y colabore con ellas. Si no, no vamos a avanzar en la construcción de un clima de confianza social que favorezca la gestión de la crisis sanitaria y la democracia”.

image_pdfimage_print