La afirmación corresponde al movimiento “No+AFP” de Tarapacá. La conocida agrupación advierte que estos fondos no deben ser un préstamo y que el Estado debería restituirlos como Bono de Reconocimiento, al momento de la jubilación. Acá lo explica Odette López, una de las voceras de la organización creada en 2013 en nuestra región.

Isabel Frías

Periodista U.C.

Han pasado siete años desde que se realizara la primera gran marcha nacional “No más AFP”, la cual llenó calles y avenidas a lo largo de todo Chile. Ello ocurrió en el 2013, fecha en que se constituyera formalmente el movimiento en Tarapacá.

Parte de esta historia la ha seguido Odette López Ormazábal, una de sus actuales voceras en la región, junto a Waldo Aguilar Figueroa. La dirigente afirma que, aún en cuarentena, siguen trabajando intensamente y, en este momento, una de las principales actividades es promover – con sentido de urgencia– el retiro de fondos: por parte de los trabajadores. “Hay que considerar, dice, que la pandemia y las cuarentenas se prolongan ya por muchos meses y, aunque terminen al final de invierno, sus consecuencias económicas se mantendrán por mucho tiempo más sobre las familias chilenas”.

¿Qué postura tiene el movimiento sobre esa propuesta?

– Ante la tremenda crisis sanitaria, económica y social que está sufriendo nuestro país, vemos con muy buenos ojos esta iniciativa, teniendo en cuenta por un lado la cantidad de millones que ya llevan perdidos los cotizantes, por la caída del mercado bursátil y, por otro, las tremendas ganancias que han obtenido las AFP en estos meses de crisis.

La idea de retirar estos dineros, que nos perteneces a nosotros, los cotizantes, la consideramos como una solución viable y digna, además que sería una solución real a los profundos problemas económicos que se viven hoy en Chile.

¿Cómo van a apoyar esta iniciativa en la práctica?

– Ya lo empezamos a hacer y partimos el pasado 7 de abril cuando enviamos una carta a los parlamentarios solicitando se promulgara una Ley exprés, que permitiera a los cotizantes sacar parte de sus ahorros y de ese modo paliar el momento de crisis sanitaria, económica y social.

Además, les manifestamos a los parlamentarios que este retiro no debería –por ningún motivo– implicar una deuda para las personas y tampoco que produjera una merma en sus futuras jubilaciones.

Por el contrario, nosotros como “No+AFP” proponemos que este dinero sea restituido por el Estado como un bono de reconocimiento al momento de la jubilación, con los reajustes correspondientes. Porque estimamos que, cualquier otra forma de restitución, significaría que una vez más serían los trabajadores y trabajadoras los que pagarían los costos de esta crisis. Eso sería injusto.

Ustedes recurrieron al Congreso, pero algunos analistas afirman que esta idea la podría resolver el Presidente de la República solo con su firma.

– El Presidente tiene toda la facultad y podría hacerlo, pero lamentamos que los intereses que existen detrás de este tremendo negocio de las AFP lo impidan. O que lo hagan, pero a través de propuestas con “letra chica”, como es por ejemplo aumentar la edad de jubilación. O bien que los trabajadores devuelvan después este dinero con intereses, como lo manifestó la Senadora Ximena Rincón, quien propone que se preste en UF bajo un interés del 4%. En otras palabras, estamos en contra que este eventual retiro de fondos se convierta en otro buen negocio para bancos y AFP.

 ¿Van a realizar más acciones para apoyar la iniciativa?

– Nosotros, a nivel nacional y local, estamos en conversaciones con la mayor cantidad de senadores y diputados que podemos, a fin de promover la materialización de esta causa. Además, estamos haciendo decenas de foros, seminarios y tratando de maximizar el uso de redes sociales para avanzar en esta propuesta. Por eso, llamamos a los tarapaqueños y tarapaqueñas a sumarse a esta propuesta, a difundirla y –cuando finalice la cuarentena– a salir a las calles a manifestarse. Tenemos que ser muy firmes para impedir que esta crisis no la paguemos los trabajadores.

Algunos economistas son escépticos respecto de que se ejecuten estos retiros porque, afirman, las AFP tienen el dinero invertido en las grandes empresas.

– Eso es verdad, nuestro dinero no está y nadie quiere decirlo. Restando al sector minero, las grandes fortunas y el propio mercado de capitales se ha levantado y crecido gracias a nuestros dineros como cotizantes forzosos. Mes a mes apoyamos obligadamente a los grandes grupos económicos.

 ¿Han recogido opiniones del público tarapaqueño sobre este tema?

– En nuestra región contamos con la participación activa de la CUT y ANEF y desde estas multigremiales, que siempre han defendido los intereses de las y los trabajadores, es que el llamado ha sido más intenso. Además, hemos recibido a través de nuestras redes sociales apoyo, fuerza y preocupación porque se concrete a la brevedad.

Y ahora, hacemos un llamado a las autoridades a que juntos asumamos este desafío; que no saquen cuentas pequeñas y le demos el “vamos” a todas las leyes que nos permitan salir de este atolladero. Pero, que se haga pronto, con sentido urgencia y visión de Estado.

image_pdfimage_print