Durante el último año se ha hablado mucho sobre la modernización tributaria —iniciativa que ya fue aprobada  por la Cámara de Diputado y el Senado- y que se espera que en los próximos días sea promulgada por el Gobierno de Sebastián Piñera.

Sin embargo, ¿sabes qué es exactamente? ¡Acompáñanos a descubrir la respuesta en las siguientes líneas de este artículo!

¿En qué consiste la modernización tributaria?

Este proyecto de modernización tributaria consiste en la revisión de la normativa hasta ahora vigente para inyectar al Estado nuevos recursos que permitan cubrir las necesidades del país a corto y mediano plazo.

De hecho, se espera que la iniciativa logre recaudar más de US$2.000 millones una vez entre en vigencia. La idea de la reforma tributaria es crear un sistema único integrado con el fin de incentivar la inversión, apoyar a las pymes, crear la Defensoría del Contribuyente, rebajar las contribuciones a los adultos mayores, establecer criterios de recaudación progresiva para el financiamiento de la Agenda Social, y modificar los plazos de transición en las normas sobre impuesto verde.

De esta manera, la reforma tributaria plantea tres ejes principales:

  1. Régimen pro-PyMEs (emprendimiento y desarrollo económico);
  2. Recaudación progresiva;
  3. Apoyo a adultos mayores.

Esto traerá consigo nuevos impuestos y modificaciones a la manera en que estos se recaudan.

Los 3 ejes de la Modernización Tributaria

Ahora que conocemos cuáles son los ejes, hablemos un poco más a detalle sobre cada uno.

Régimen pro-PyMEs (emprendimiento y desarrollo económico)

Primero que todo, debemos mencionar que toda PyME operativa que se encuentre en el tramo de ingresos menor de UF 75.000 de ventas anuales y que tenga por dueños a personas naturales que se encuentren en el tramo de exención del impuesto global complementario, estará libre de tributar —cumpliendo además algunos requisitos adicionales mencionados en la ley.

Por otra parte, las PyMEs que lleven más tiempo establecidas o que tengan ventas de mayor volumen, también se verán beneficiadas, ya que tributarán un 25% menos en comparación con las grandes empresas y quedarán sujetas a un sistema integrado en base a retiros.

Otro punto importante es que las PyMEs estarán exentas del pago de la sobretasa progresiva que se propone para los activos inmobiliarios.

Gracias a estas reformas, las empresas de menor tamaño tendrán más facilidades, con lo que se espera que haya una mayor inversión y, como consecuencia, se acelere la economía.

Recaudación progresiva

La recaudación progresiva consiste en la sistematización de impuestos a través del tiempo y se basa en los activos inmobiliarios —propiedades— que posean las empresas y personas naturales.

La recaudación progresiva crea dos impuestos: el impuesto global complementario —del cual hablaremos más adelante— y el impuesto único de segunda categoría, que se le aplicará a rentas que superen los $15.000 millones mensuales a una tasa del 40%.

Además, se establecerá una sobretasa progresiva de impuesto territorial a los activos inmobiliarios de un contribuyente.

El tramo de avalúo fiscal hasta los $400 millones estará exento, pero todos los activos inmobiliarios que en su sumatoria excedan los $400 millones de avalúo fiscal, estarán afectos a una sobretasa que se dividirá en tres tramos:

  • de $400 a $700 millones con una tasa de 0,075%;
  • de $700 a $900 millones con una tasa de 0,15%;
  • y, por último, las propiedades que individualmente o en sumatoria tengan un avalúo fiscal de más de $900 millones con una tasa de 0,275%.

En líneas generales, esto es algo positivo para las empresas.

Apoyo a adultos mayores

La nueva reforma tributaria establece beneficios para los adultos mayores y pretende generar una reducción significativa en el pago de contribuciones de estos mismos respecto a sus ingresos.

Los adultos mayores que tengan un ingreso mensual que les ubica dentro del primer tramo exento de impuestos en el impuesto global complementario, se verán beneficiados con una reducción del 100% de sus contribuciones. Por otra parte, los adultos mayores que se encuentren en el segundo tramo del impuesto global complementario, tendrán una rebaja del 50%.

Qué es el impuesto global complementario?

Ahora que ya sabemos, a grandes rasgos, en qué consiste la transformación tributaria, todavía nos queda contestar una pregunta: ¿qué es el impuesto global complementario?

El impuesto global complementario es un impuesto personal, global y progresivo que se aplica sobre las rentas imponibles de acuerdo a la escala vigente—escala correspondiente al año 2019. Para el año 2020, este impuesto afectará a los contribuyentes cuya renta neta global supere las 13,5 unidades tributarias anuales, es decir, aproximadamente $7.800.000

Ejemplos de la nueva tabla Impuesto Global Complementario

A continuación, encontrarás un ejemplo práctico sobre cómo sería -con la modernización tributaria- el cálculo por tramos del Impuesto Global Complementario: 

Entonces, ¿en qué beneficiará la reforma tributaria a las PyMEs?

Principalmente, habrá un nuevo escalafón para la declaración tributaria y pago de contribuciones. Los impuestos estarán determinados teniendo en cuenta el ingreso anual de la PyME y será muy importante tener en orden todas las ventas para que sepamos si nos corresponde pagar dicho impuesto o no.

Respecto a las inversiones, también se ha extendido el régimen de depreciación instantánea sobre los bienes físicos hasta el 31 de diciembre de 2021 y se suma la creación de la Defensoría del Contribuyente.

¿Qué es la Defensoría del Contribuyente?

La Defensoría del Contribuyente es un organismo público descentralizado, cuya función será encargarse de velar por el resguardo y la protección de los derechos de los contribuyentes y, especialmente, de las PyMEs.

Un punto muy importante es que la Defensoría del Contribuyente estará facultada para representar a las microempresas y personas naturales en materias de tributación.

¡Estos cambios son positivos!

La reforma tributaria es un proyecto que modifica las actuales normativas con el objetivo de generar los recursos que el Estado necesita para dar movilidad a su agenda.

Uno de los ejes centrales es apoyar a las PyMES al respaldar la inversión, facilitar la tributación y generar una nueva instancia de protección de derecho para ellas.

Ahora que ya sabes en qué consiste la reforma tributaria y cuáles serán los beneficios que esta traerá a las PyMEs, lo que sigue es entender cómo afectará nuestro negocio. Es importante estar preparado para los cambios y modernizaciones que se nos avecinan durante los próximos años y estar dispuesto a utilizar herramientas tecnológicas que nos ayuden a lograrlo.