Geoglifos de Pintados y el Centro de Educación Ambiental ofrecen diversas actividades para la familia en estas vacaciones.

 

 

Como una alternativa natural y para disfrutar en familia en estas vacaciones de Verano, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), está promocionando la visita a los Parques Nacionales, Reservas Nacionales y Monumentos Naturales, unidades que componen el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

En cuanto a la oferta regional, Tarapacá cuenta con el Parque Nacional Volcán Isluga y la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal. Esta última, ubicada en la comuna de Pozo Almonte, posee interesantes atractivos en los cuales los más pequeños pueden aprender de la flora y fauna local, además del patrimonio cultural y arqueológico.

Durante este fin de semana, exceptuando el lunes, los visitantes podrán recorrer el Museo de Sitio de Geoglifos de Pintados y conocer in situ las figuras de arte rupestre plasmadas en las laderas de los cerros, que conforman el mayor sitio de geoglifos de Chile – cerca de 450 figuras-  y el segundo más importante de Latinoamérica.

El sitio además posee paneles informativos con la historia de estas formaciones, además de un sendero que ofrece una vista panorámica a esta zona de interés científico y arqueológico, razones por la fue declarado Monumento Nacional en el año 1969. El valor de ingreso para adultos es de dos mil pesos, niños hasta 6 años sin costo, y entre 6 y 18 años, además de adultos mayores, la entrada tiene un valor de mil pesos.

Además de este atractivo, durante todo el verano estará operando el Centro de Educación Ambiental de la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, el cual enseña de forma gratuita y didáctica a los más pequeños sobre la flora y fauna nativa presente en esta área protegida. Para los adultos se exhibe un documental con la historia formativa y usos pasados y actuales de esta reserva, todo guiado también por un guardaparque.

Finalmente está el Parque Nacional Volcán Isluga, área ubicada en Colchane y que destaca por su gran belleza escénica y por el avistamiento de avifauna en su sendero Laguna Arabilla, además de las termas de Enquelga. El ingreso al parque es gratuito.