• Intendente Roberto Erpel y subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia, realizaron un recorrido por la zona durante esta madrugada.

Un fuerte aumento del caudal del río Lluta, además de deslizamientos de roca y aludes de barro en la ruta A-15, que conduce a  las obras del embalse de Chironta, constataron el intendente Roberto Erpel y el subsecretario de Obras Públicas Cristóbal Leturia.

La madrugada de este jueves las autoridades llegaron hasta el kilómetro 11 de esta arteria, con el fin de conocer el estado de las aguas del río, puentes e infraestructura vial, tras el aumento de las precipitaciones registradas en la zona cordillerana en últimas horas.

“Habíamos recibido la información que había un caudal del río Lluta sobre los cien metros cúbicos, que era un tema preocupante”, dijo el intendente Erpel, quien agregó  que a través de Onemi se están realizando las coordinaciones con Carabineros y Bomberos para que las personas cercanas al afluente tomen las precauciones necesarias.

La ruta A-15 se desprende de la carretera internacional 11-Ch y establece conexión con las localidades de Chapisca, Molina y Sora, habitadas principalmente por agricultores, que se nutren de las aguas del río Lluta, el cual atraviesa el valle del mismo nombre y desemboca al norte de Arica.

Por su parte el, subsecretario Leturia señaló que “hemos verificado que efectivamente hay un camino que está cortado, hay una comunidad hacia arriba que no va a poder salir hasta que despejemos el camino, lo que sucederá (hoy) a primera hora y también vemos que el río está en su cauce, lo que es una tranquilidad”.

La autoridad dispuso maquinaria de la Dirección de Vialidad del MOP para iniciar este jueves, a primera hora, el despeje de esta arteria no pavimentada.

Se espera además que ambos personeros de Gobierno realicen nuevos recorridos a sectores sensibles de la región a la acción de las precipitaciones que, como el año 2019, han comenzado a activar quebradas.

Los trabajos de despeje facilitarían el acceso de cerca de 450 trabajadores del embalse Chironta, que hasta anoche solo tenía ocho personas en faena trabajando por turnos.