El intendente (s) Álvaro Jofré, entregó detalles sobre monitoreo en provincias de Iquique y El Tamarugal. No se registran mayores daños en las comunidades.

El intendente regional (s), Álvaro Jofré, entregó un nuevo reporte sobre el monitoreo de las condiciones meteorológicas que presentan las zonas cordilleranas, intermedias y costeras de Tarapacá, en las que durante la jornada del viernes se registraron caídas de agua producto de las lluvias estivales pronosticadas para el norte.

Según informó la autoridad, las lluvias que alcanzaron menor medida a lo esperado, se mantendrían hasta mañana  lunes 27 de enero, en diferente intensidad. “A través de Meteorología establecimos que en la zona cordillerana se estima recibir de 5 a 10 milímetros de agua; en la depresión intermedia serán de uno a seis mm. Y en cuanto a las costas de la provincia de Iquique, no se pronosticarían lloviznas. Aún así mantenemos la Alerta Temprana Preventiva y la Alerta Amarilla para El Tamarugal”, explicó.

ACCIONES

En relación a las lluvias del pasado viernes, el Intendente sostuvo que se realizó un monitoreo en las siete comunas de la región a través de las diferentes fuerzas de tarea del Gobierno Regional que constituyen el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) junto a las oficinas comunales de cada municipio. Del registro se estableció más de tres mil familias afectadas en cuanto a filtraciones de agua leves y moderadas en sus viviendas o al acceso a conectividad por carreteras.

“En Alto Hospicio fueron 2.200 familias que vieron afectadas sus viviendas con filtraciones de agua y que posteriormente recibieron nylon para evitar mayores daños. En el Tamarugal se registraron filtraciones en casas: Huara (241 familias); Colchane (112 familias); Pica (336 familias), Pozo Almonte (80 familias) y Camiña (45 familias)”, informó Jofré.

En cuanto a personas aisladas se registran siete personas en la quebrada de Aroma – Huara y una persona en Cultane – Huara, quienes no pueden acceder a la ruta por interrupción en el camino, pero que se encuentran con abastecimiento necesario de víveres y servicios suficientes hasta la nueva habilitación del paso. “Este año la prevención y coordinación de los servicios de gobierno, seguridad pública y municipalidades nos permitió responder oportunamente a los requerimientos de la comunidad. Continuamos en esta tarea para evitar cualquier percance y entregar la mayor seguridad a todos los tarapaqueños”.