Numerosas llamadas a la redacción de Diario El Longino, evidencian la controversia que ha generado en la opinión pública la instalación de una larga barricada de alambre de púas sostenida por rieles, frente a la fachada del ex Regimiento Granaderos, ubicado frente al sector del Parador Fotográfico de playa Cavancha.

Para obtener una información del asunto realizamos varias llamadas telefónicas tratando de comunicarnos con Relaciones Públicas de la entidad castrense, pero fue imposible. El periodista de la VI División de Ejército que durante años se desempeñó en el cargo, renunció hace poco y no hay un profesional ni funcionario alguno que atienda las consultas.

El caso es que la barricada de alambres de púas y fierros entrecruzados llama poderosamente la atención los automovilistas y transeúntes que circulan por el sector y que esperan una explicación.

Ante esta situación de falta de comunicación con el Ejército, obtuvimos la información gracias a la gentileza de Radio BíoBío que habla de la fortificación frente al regimiento que fue bloqueado con alambre de púas con un cierre perimetral que dificulta el tránsito de personas, pues el cierre ocupa parte de la vía pública.

“Respecto a la medida, el Ejercito envió un comunicado la jornada del martes asegurando que adoptó tras sufrir “una serie de ataques injustificados, afectando tanto a personal militar como también a la infraestructura de este edificio histórico de la ciudad de Iquique, y de gran valor patrimonial para el país”.

La nota de Radio Bío Bío señala que la fortificación se mantendría durante el tiempo que demore la construcción de un cierre definitivo, que se estima se concrete en el plazo de 40 días.

Vale consignar que todo lo señalado tiene relación con las manifestaciones y ataques al cuartel militar que se registraron a fines del año pasado, en cuyas situaciones, varios civiles sufrieron lesiones por perdigones, entre ellos un reportero gráfico.

image_pdfimage_print