Una nueva restitución de terrenos fiscales, llevó a cabo la Seremi de Bienes Nacionales de Tarapacá, que recuperó 85,5 hectáreas que habían sido tomadas en el sector de Comiña en Pica.

Esta ocupación detectada en el mes de junio, estaba dividida en 103 lotes, los cuales estaban demarcados con cierres perimetrales, en cuyo interior no habían construcciones, ni eran habitados por personas, por lo cual se procedió a retirarlos con un cargador frontal y de forma manual, asimismo con la ayuda de los ocupantes que querían recuperar su material.

“Es un extenso territorio, que sin duda va permitir el desarrollo agrícola y turístico de la ciudad Pica, porque se está planificando territorialmente. Entonces no ha sido una diligencia exenta de complicaciones, las personas afirman haber presentado solicitudes (de arriendos) a Bienes Nacionales y que proceden a la ocupación ilegal para evitar que otros procedan a la ocupación ilegal”, señaló la seremi de Bienes Nacionales de Tarapacá, Pilar Barrientos, quien participó de esta operación y atendió las inquietudes de las personas que llegaron hasta el lugar, al advertir la presencia del equipo de fiscalizadores y las maquinarias.

Allí les explicó que los terrenos no se pueden utilizar, previo a la autorización y al acto administrativo correspondiente, de lo contrario están cometiendo un delito, que es la usurpación de un inmueble fiscal.

“En el lugar no habían casas, no hay niños, no hay adultos, no hay embarazadas, no hay construcciones, solo hemos removido cercos y cierres perimetrales”, aclaró la autoridad, ya que muchas veces se quiere hacer ver lo contrario a través de redes sociales.

La autoridad continuará con las fiscalizaciones, ya que actualmente se han registrado otras “tomas de terrenos” de inmuebles fiscales en toda la región, totalizando 394 hectáreas, de las cuales la semana pasada se recuperaron otras 200 hectáreas en Pozo Almonte.

image_pdfimage_print