La historia siempre consignará la invención de la imprenta como un hito capital para el avance de la humanidad. La razón encuentra una explicación concreta a través de dos insumos que dieron pie a un salto cuántico dentro del mundo de la cultura universal: Hablamos ni más ni menos que del libro y del diario, herramientas ideadas con finalidades que en pleno 2020 podríamos considerar “anecdóticas” pero, que aún en pleno auge de la tecnología digital, no logran ser desplazadas ni abatidas por una razón tan secreta como mágica.

Y es que estos medios tienen el gran valor de rendir tributo a la palabra escrita, y el mundo de buenas razones que albergan las palabras. Porque, detrás de la palabra escrita existe y seguirá existiendo reflexión y pensamiento, en primerísimo lugar; también encontramos allí matices y puntos de vista sobre el origen de la especie, su siempre polémico presente y la esperanza que proyecta el futuro.

Además, particularmente hoy en Tarapacá y Chile en época de pandemia y crisis, la palabra escrita es fuente de diálogo, de conversación entre los seres humanos de la más amplia diversidad. El valor del diálogo dentro de una comunidad siempre tendrá el aporte inigualable de construir una sociedad democrática y respetuosa de la libre expresión de los grupos e individuos, de sus instituciones comunitarias, de sus organismos intermedios y de toda su población.

Sin embargo, con motivo de la tradicional ceremonia de “Cambio de Folio” de nuestro diario, esta fecha es aún más singular que en ocasiones anteriores. Es mucho más emotiva y está rodeada de simbolismos más profundos: la crisis social de 2019 y la emergencia sanitaria de 2020 nos han puesto en el trance privilegiado de repensar nuestros vínculos personales, laborales, familiares, económicos, sociales. Repensar para mantener lo bueno que hemos sido capaces de construir juntos, y también para modificar todo aquello que funciona mal para la convivencia de esa gran familia que somos los chilenos y que debeos corregir.

Todo ello es el mérito de la palabra escrita y de las hojas de papel de este Diario que –orgulloso de su pasado– se abre expectante a transitar hacia una nueva etapa en su vida.

image_pdfimage_print