Cuatro operativos policiales evitaron el ingreso de una gran cantidad de cigarrillos de contrabando que de haber sido comercializados, habría significado una pérdida fiscal de unos $1.587 millones en evasión tributaria.

Un total de 739.500 cajetillas fueron incautadas por Carabineros en distintas localidades del norte grande del país. Los cigarrillos iban a ser vendidos de manera ilegal, lo que habría significado una merma de unos $1.587 millones por concepto de evasión tributaria.

Durante la mañana de este martes, Carabineros de la 4ª Comisaría de Chacalluta detuvo a dos personas que fueron sorprendidas con un cargamento de 145.000 cajetillas de cigarrillos de procedencia extranjera.

Mientras que el fin de semana, personal de la Tenencia de Carabineros «María Elena», tras un control vehicular en la Ruta 5 Norte, detectó que uno de los camiones fiscalizados tenía 275.000 cajetillas de cigarrillos de contrabando.

Asimismo, en el sector La Negra, Antofagasta, personal OS7 de Carabineros y Servicio de Aduanas, encontraron 168.000 cajetillas ilícitas de cigarrillos al interior de un camión que estaba siendo controlado.

Lo mismo ocurrió en el sector de Huara/Colchane, en el que Personal de la Subcomisaría de Carabineros «Colchane» incautó 149.000 cajetillas ilegales que intentaban ingresar al país para ser comercializadas de manera ilegal.

Solo el comercio ilícito de cigarrillos le genera pérdidas al Estado cercanas a los US$ 500 millones al año por evasión tributaria, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Católica MideUC en 2019. En el Congreso existen distintas iniciativas que buscan poder atender estos delitos y abarcar nuevos fenómenos. Tal es el caso como el proyecto de Ley del Comercio Ilegal, que se encuentra en tramitación desde 2010, y el proyecto que busca elevar las penas al contrabando de cigarrillos, con urgencia simple en la Comisión de Hacienda.

image_pdfimage_print