Fin al pago del prorrateo:

Gracias a una inversión de 758 millones de pesos y después 15 años de espera, 489 familias accederán a pagar su consumo de agua y servicio de alcantarillado en forma justa. Poniendo así fin al prorrateo que encarecía el pago de este servicio básico. Además, Richard Godoy Aguirre, alcalde de la Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte les anunció que la próxima cuenta viene sin deuda anterior. “Los medidores parten de cero”.

El proyecto en el cual, la Dirección de Obras de la Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte fue Inspector Técnico de Obra (ITO) contó con financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del Gobierno Regional denominado “Mejoramiento infraestructura sanitaria y obras complementarias en población Villa 2000 – Millenium, Pozo Almonte”, cuyo monto es de 757 millones 993 mil pesos. Que ya tiene una entrega provisoria, es el antecedente a esta etapa final, en la que los pobladores firmarán el convenio individual con la empresa sanitaria Aguas del Altiplano.

Este proyecto se efectuó con la actual administración municipal, por el conocimiento previo del actual alcalde Richard Godoy Aguirre tuvo cuando era consejero regional y buscó todas las formas para poder solucionar el problema que afectaba a las familias de las Villa Dos Mil y Villa Millenium.
En la firma de los convenios individuales que se realizó entre los propietarios y la empresa sanitaria, Aguas del Altiplano S. A., ante la presencia de un notario público, cuyo trámite fue sin costo para las familias. El cual, podrán seguir haciendo durante la semana que sigue en la Notaría.

También hubo una firma de convenio entre el municipio y Aguas del Altiplano por el traspaso de la infraestructura sanitaria. A contar de esta firma de convenio la empresa sanitaria Aguas del Altiplano S. A. asumirá directamente las funciones de administración, operación, mantención y reposición de todo el sistema de agua potable y alcantarillado, por lo que se celebrará los contratos individuales.
Ambas villas estaban fuera del área operacional de la empresa sanitaria, las casas tenían un remarcador y además un medidor general, que por diversas razones producía una diferencia en el consumo de agua, el cual, se dividía entre todos los vecinos abultando la cuenta individual de cada familia. Eso se acaba por fin para 500 familias.

En representación de la Villa 2000, habló pobladora María Valle, quien es dirigente histórica de 1999 y manifestó que “me duele escuchar qué hay vecinos que han venido pagando agua de más durante años y algunos vecinos preguntan si eso que pagaron demás se les irá a devolver”.
En tanto, a nombre de la Villa Millenium dirigió unas palabras Víctor López, quien recordó cuando fueron a pedir ayuda para tener una primera conversación al actual alcalde, cuando era presidente del Consejo Regional, el 2005, quien los acompañó desde el principio en esta larga lucha, que terminó con fin al prorrateo.