Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, remarcó que “Chile es el primer país de América Latina en prohibir la entrega de bolsas plásticas en el comercio de todo el territorio nacional, reconociendo un profundo anhelo de la ciudadanía”.

 

Con una actividad en el Paseo Bandera, la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, recordó que hoy los grandes establecimientos comerciales no podrán entregar bolsas plásticas, nuevo hito en la ley que prohibió la entrega de estos elementos.

“Chile es el primer país de América Latina en prohibir la entrega de bolsas plásticas en el comercio de todo el territorio nacional, reconociendo un profundo anhelo de la ciudadanía”, señaló la secretaria de Estado en medio de la actividad realizada junto al alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, en medio de la expectación de los transeúntes.

“Este domingo 3 de febrero los grandes comercios, como supermercados o grandes tiendas, no podrán entregar bolsas plásticas, logrando Chile un nuevo hito en el cuidado del medio ambiente”, reiteró Schmidt.

La titular de Medio Ambiente agregó que en estos seis meses de aplicación de la ley, “podemos decir con satisfacción que en este periodo se ha evitado la entrega de alrededor de 1.000 millones de bolsas plásticas, las que ya no estarán contaminando el océano, ríos o nuestros barrios”.

Explicó que si se pusieran una al lado de otra las bolsas que se evitó entregar, sumarían 500 mil kilómetros. Es decir, 1,3 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna, o 12,5 vueltas a la Tierra o 100 viajes entre Arica y Punta Arenas. 

Además, si consideramos el peso de estas bolsas que se sacaron de circulación, sumaríamos unas 7.350 toneladas, equivalentes a 6.300 autos o 408 buses eléctricos del Transantiago.

“Con esto cambiaremos la cultura de lo desechable por la de lo reutilizable para no seguir contaminando con plástico nuestro medio ambiente”, enfatizó la secretaria de Estado.

La ley establece multas a los comercios de hasta 5 UTM (unos $240 mil) por cada bolsa plástica que se entregue. Para el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas podrán seguir entregando dos bolsas plásticas por compra hasta el 3 de agosto de 2020, donde para estos comercios también quedará prohibida la entrega.

 

 

Supermercados y tiendas

 

A partir de este domingo, Cencosud dejará de entregar bolsas plásticas de forma definitiva. Si bien la compañía ya se había adelantado a la implementación de la normativa en el marco de su estrategia de sostenibilidad, hoy reafirmará su compromiso con el cuidado del medioambiente al cumplirse seis meses desde que entró en vigencia la ley 21.100 que prohíbe el uso de bolsas plásticas en el comercio.

 

Paris fue la primera tienda por departamento en eliminar la entrega de empaques de plástico a través de su campaña #SinBolsasPorFavor, implementada en noviembre de 2017 y que logró la reducción de 30 millones de unidades al año.

 

Desde enero, se están realizando todos sus despachos en cajas de papel/cartón certificado y biodegradable.

 

“Llevamos 10 años liderando la industria del retail con miras a una forma más sustentable de comprar. En ese sentido, hemos impulsado iniciativas que evidencian este compromiso. En noviembre pasado dejamos de imprimir catálogos (#NoMasCatalogos), retirando 3,4 millones unidades de circulación, y desde cotubre de 2018 le estamos dando la posibilidad a nuestros clientes de enviarles sus boletas al mail, con lo que esperamos dejar de imprimir 17 millones de metros de papel en boletas (#NoImprimoMiBoleta)”, explica Matías Brown, gerente de Marketing de Paris.

 

Por su parte, desde 2017 supermercados Jumbo y Santa Isabel han realizado un trabajo gradual en la reducción de paquetería plástica, primero disminuyendo el gramaje y luego la cantidad entregada, eliminando más de 390 toneladas de plástico.

 

En Jumbo, los despachos que se realicen a través del canal e-commerce se entregarán con bolsas de papel y cajas de cartón biodegradables. Paralelamente, en la sección frutas y verduras se ha trabajado en el desarrollo de  verduras sin plásticos para disminuir la presencia de este material, con lo que se han logrado reducir 2,7 toneladas.

 

“El objetivo de esta normativa es que el cliente modifique su manera de comprar hacia una forma más sustentable y amigable con el medio ambiente. Por eso, instamos a los clientes a que traigan sus bolsas reutilizables u otros elementos que tengan disponibles en sus casas. Paralelamente, en las salas tendremos diferentes alternativas para solucionar sus necesidades”, afirma Andrea Henríquez, subgerenta de Sostenibilidad de Supermercados Cencosud.

 

Easy por su parte, promoverá que sus clientes traigan sus propias bolsas reutilizables. En las tiendas se ofrecerán bolsas compostables que se degradan al 100% en menos de 18 meses, y que estarán disponibles en todas las tiendas a sólo $50.

 

“El compromiso con el cuidado del planeta, las personas y sobre todo, del mejoramiento del hogar, reflejan los pilares fundamentales en el funcionamiento sostenible del negocio. Es por eso que de manera anticipada, específicamente desde el 1 de agosto pasado todas las tiendas dejaron de entregar bolsas desechables a los clientes”, asegura Ignacio Fuentes, subgerente de Sostenibilidad de Easy.