A la fecha, oficialmente nuestro país acumula 730 contagios y 14 fallecidos por esta cepa proveniente de Colombia, en contraste con los seis pacientes que han muerto producto de Delta dentro del territorio nacional. Reconocer sus síntomas es clave para aislar a los posibles contagiados, dado que “Mu” parece estar más presente en la macrozona Norte.

Desde un aparente resfrío común hasta un síndrome respiratorio agudo y falla multisistémica. Esos son los efectos que el coronavirus tiene sobre el organismo humano y que sigue presente en Chile a través de tres variantes básicamente, que son: Gamma (la mayoritaria), Delta (la segunda) y ahora las autoridades reconocen que “Mu” es la variante que ocupa el tercer lugar de casos dentro del territorio nacional. 

“Mu” fue identificada por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621 y, desde entonces, ya se ha detectado en 40 países incluyendo Chile. 

De acuerdo a lo que se conoce hasta ahora –y a pesar de sus menores estadísticas comparativas– esta cepa se propaga aún más rápidamente que el resto, lo cual queda demostrado en los fríos números: Mientras la variante Delta ha causado la muerte de seis personas desde los casi tres meses en que se identificó el primer caso, “Mu” ha provocado la muerte de 14 pacientes, según lo establecen las cifras del Ministerio de Salud tras ratificación del subdepartamento de Genética Molecular, Departamento Biomédico Nacional y de Referencia del Instituto de Salud Pública (ISP). 

SÍNTOMAS DE “MÚ” 

En este punto puede estar el problema: Por los síntomas es imposible por ahora diferenciar a “Mu”, ya que se anuncia del mismo modo que las otras variantes; vale decir, con fiebre, malestar general, dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria y otros síntomas que perfectamente pueden ser atribuibles a cualquier virus respiratorio. 

Entonces, se requiere que la persona no solo se realice el Test PCR, sino que la muestra sea secuenciada a nivel central. 

Cabe destacar que durante la primera ola de coronavirus los cuadros eran dolor muscular y de cabeza, además de síntomas digestivos, con la variante Delta esto cambió a síntomas respiratorios con mucha congestión nasal, además de fuertes dolores de cabeza y fiebre. 

Los especialistas alertan que el efecto de la vacunación podría transformar los síntomas de alertas, haciéndolos incluso más leves para aquellos que están inoculados: El verdadero problema con “Mu” es que –por su complejidad– pueda reducir la respuesta inmunológica de las personas, lo cual aún está por descubrirse según se vayan dando los casos. 

PREOCUPA LA TENDENCIA 

Aunque la campaña de vacunación camina por una senda consolidada en términos de cobertura, la nueva versión del SARS-coV-2 siembra nuevas dudas entre la comunidad médica, la cual ha sido cauta pero muy precisa a la hora de informar a la población y han declarado que “Mu” hoy se transmite más rápido y también con un efecto más letal que Delta. 

Esto se refiere a que, en rigor, dicha nueva variante de interés acumula a la fecha –oficialmente– un total de 730 contagios que es un indicador bajo, pero provoca alarma si se lo analiza bajo la perspectiva de la velocidad y también como tendencia. 

Como se sabe, el ISP es la entidad responsable de determinar qué tipo de variante está presente en un enfermo o contagiado de covid-19. Dicho servicio público –en constante coordinación con el Minsal, las principales Universidades del país y agrupaciones médicas especializadas– entregó un último informe donde informe que, hasta esa fecha, el ISP recibió 7.149 muestras de vigilancia comunitaria de las que se secuenciaron 5.891, equivalente al 82.40%.  

“En la vigilancia de fronteras, en tanto, el 56.37% de las muestras corresponden a variantes VOC (de preocupación) y el 7.58% a VOI (de interés). El 11.65% corresponde a otros linajes no incorporados en la clasificación OMS y el 24.40% a otras variantes no especificadas”, se indica. 

En su informe, el organismo también detalla el comportamiento regional sacado del total de 1.022.092 casos de SARS-CoV-2 confirmados entre el 1 de enero y el 18 de agosto del presente año: “Según región de procedencia de la muestra, las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama y Aysén presentan los porcentajes más elevados con un 4,26%, 1,17%, 1,49% y 2,26%, respectivamente.

 En Chile ha sido pesquisada principalmente en viajeros y, en Antofagasta, hace tres semanas, representaba el 10% de los casos analizados. 

Para efectos del lector, esto debe interpretarse que toda la macrozona norte es motivo de interés por estos días por causa de “Mu”, particularmente ad portas de celebraciones comunitarias o masivas de septiembre, además de producirse más vinculación multicultural en las zonas fronterizas. 

image_pdfimage_print