Fue fundado por el peruano Antonio Valdelomar Q.E.P.D.

 

Mario Vidal Jorquera

31 años cumplió el pasado 1 de marzo, el Club Alianza Lima de Iquique, institución que, a lo largo de estos años, ha formado varias generaciones de futbolistas, quienes, desde las divisiones más inferiores, defendieron la camiseta de listas negras y blancas del club, hasta llegar algunos de ellos, a militar con bastante éxito en el fútbol profesional.

En este trabajo formativo generado en todos estos años, ha sido fundamental la labor cumplida por dirigentes como José “Pepe” Lazo y Juan Carlos Vargas, quienes, acompañados de otros directivos, han sabido cumplir con el legado dejado por el fundador del club; Antonio Valdelomar.

Antonio Valdelomar, deportista peruano llegó a Iquique a comienzos de la década del 60, formando parte de un equipo de boxeadores de ese país, quedándose en nuestra ciudad, defendiendo los colores del Club Manuel Sánchez, llegando también a representar a nuestra ciudad en varios campeonatos nacionales.

Valdelomar, encariñado con la ciudad que lo acogió, nunca olvidó al club de sus amores; el Alianza Lima del Perú y por eso; una vez ya retirado del boxeo, se propuso formar un club de fútbol para niños, que llevara justamente el nombre de ese equipo peruano.

Para cumplir con su propósito, encontró el apoyo de algunos vecinos del sector de la ex Población Aeropuerto, todos quienes; durante estos años han trabajado intensamente para consolidar al club, como uno de los más potentes dentro del fútbol infantil iquiqueño, logrando muchos títulos en las diversas categorías.

No sólo ha sido una historia de títulos, sino que también, del surgimiento de figuras que actualmente brillan en el fútbol nacional, como Edson Puch, Alvaro Ramos, Jonathan Rebolledo, Juan Beltrán, Javier Cabezas, Claudio Gaete, entre otros.

Estos jugadores formados en el Alianza Lima, nunca olvidan sus orígenes, como así tampoco los actuales dirigentes y socios, nunca olvidan al fundador del Club: Antonio “El Cholo” Valdelomar, quien un día llegó a Iquique, para quedarse hasta su muerte, habiendo dedicado gran parte de su vida al deporte y principalmente a su querido Alianza Lima.