En Alto Hospicio

Colegio Metodista Robert Johnson es el primero en establecer un convenio de cooperación en Alto Hospicio para reciclar todos los residuos que se generan en el establecimiento educacional.

En esta instancia tuvo que ver el municipio que busca aliados para colaborar en el tratamiento de los residuos que se depositan día a día en el relleno sanitario de la comuna.

La casa edilicia, través de la Dirección de Medioambiente, Aseo y Ornato está generando esfuerzos de cooperación entre la empresa privada y algunos colegios, como el Metodista Robert Johnson que hoy día tiene la posibilidad de reciclar el papel blanco, el cartón, el aluminio, el plástico pet (plástico transparente usado en envases)  y botellas de vidrio.

Luego que se almacena en este lugar el material reciclado, se pone en contacto con la empresa Re Axiona, que es la entidad que está atendiendo el servicio de reciclaje en todos los centros educacionales de la comuna, sean estos privados o municipales, que se encargan del proceso de compactación y envío por medio de camiones a Santiago, donde están los centros de tratamiento y conversión del nuevo producto que ingresará nuevamente al mercado de consumo.

Por tanto, el Punto Verde, que es el sitio de almacenaje que presenta el colegio Metodista, sin lugar a dudas, no solo impulsará a los alumnos a ser más cuidadosos con sus desechos sino también involucrará a sus padres y apoderados.

Al respecto el encargado de la Dirección de Medioambiente, Aseo y Ornato de la Municipalidad de Alto Hospicio Edgar Ortega, explicó que trabajar con los colegios y con empresas privadas locales de reciclado, es la base para iniciar el proyecto que mejorará la calidad de vida de los hospicianos.

“Para todos es más fácil trabajar con los niños la enseñanza de las buenas prácticas en torno a lo que refiere al cuidado de medioambiente y reciclaje. Ellos tienen buena disposición y cuando están convencidos éstos se transforman en entes multiplicadores cuando vuelven a sus hogares vinculando a sus familiares en las tareas del reciclado”, afirmó.

Por otra parte, la profesora encargada del programa de reciclado en el Colegio Metodista Robert Johnson es Konnie Carvajal, según lo explico Lady Barraza  quien dijo que hace tiempo vienen abordando el tema de contaminación medioambiental en el colegio y la comuna, y para hacer más efectiva la campaña están atendiendo hoy el reciclaje de productos que se usan a diario en la comunidad educativa. “Para ese fin estamos implementando puntos de acopios donde los alumnos puedan depositar productos como cartón, papel y botellas plásticas, entre otros”, indicó.

En este momento, aclaró, la campaña  se encuentra en la etapa de reciclado de botellas plásticas solamente, la próxima semana continuarán con el cartón, y esperan en el segundo semestre incluir otros puntos verdes dentro del establecimiento tanto para los alumnos como sus familias y comunidad hospiciana.

Explicó que este proyecto se suscitó, en una planificación de una clase de la asignatura de ciencias naturales de los niveles de los quintos básicos, en donde se realizaron unas marchas  por algunos sectores de la comunidad de Alto Hospicio, cuya temática era “Sobre el cuidado del agua y la no utilización de bolsas plásticas”.

Como la actividad evidenció grandes resultados en lo que refiere al área pedagógica,  se observó el gran compromiso que poseen los estudiantes con el cuidado de los ecosistemas del medio ambiente que los rodea.  A su vez esta actividad les hizo ver la posibilidad de establecer   redes de apoyo con otras instituciones, ya que en una de las marchas fueron contactados por  profesionales de medioambiente de la Municipalidad de Alto Hospicio, quienes los instaron y colaboraron en realizar medidas más formales sobre el cuidado del medio ambiente.

Frente a esa realidad, dijo, es que se estableció la  necesidad de la creación y posterior aplicación de esta iniciativa que hoy estamos liderando como comunidad educativa Colegio Metodista Robert Johnson, con el respaldo importante de quienes administran esta comunidad, director Luis Zúñiga  y Ellen Jorquera,  jefa  de Administración y Finanzas.

Objetivo del Proyecto de Reciclado


Reiteró Lady Barraza que el proyecto tiene como objetivo la motivación e innovación en proceso de aprendizaje de la comunidad educativa, en donde está directamente relacionada al embellecimiento y cuidado de nuestro ambiente, “Como respuesta a la necesidad de reponer y subsanar el entorno de nuestro establecimiento, ya que está situado en una de las comunas con mayores problemáticas en la limpieza y cuidado de áreas verdes, donde concuerdan con la mayoría de las establecimientos educativos. El evidente estado de deterioro y abandono en el que se encuentran los alrededores de los establecimientos, situación que da lugar, a la generación de una aguda  problemática ambiental y sanitaria dentro de las mismas y por consiguiente, el detrimento de la calidad educativa”, aseguró.

Esperan, apuntó, que el fin de este proyecto pueda involucrar a toda la comunidad educativa con el cuidado del medio ambiente, además de seguir trabajando arduamente para que otras comunidades repliquen las acciones que están ellos realizando.

Como último desafío estamos en promover el desarrollo integral de los estudiantes, docentes, asistentes de la educación y directivos, bajo parámetros curriculares que permitan recrear políticas de conservación del medioambiente.