Conversamos con Cristián Núñez, coordinador de “Tarapacá Smart”, para que nos entregara su visión de la ciudad de Iquique y cómo sería una capital regional más amigable, moderna y acorde con las grandes tendencias culturales y urbanas que ya son realidad en otras partes del mundo.

Isabel Frías

Periodista U.C.

Durante los próximos días se efectuará la gran jornada de la tercera versión de “Tarapacá Smart”, en el Paseo Puerto de Iquique. ¿En qué consiste? Básicamente en una serie de charlas, foros, conversatorios, y similares, todos centrados en dar luces sobre cómo utilizar la tecnología y –por cierto la inventiva humana– para hacer un uso más inteligentes de las ciudades de nuestra región de Tarapacá para que las personas eleven su calidad de vida.

Tras la iniciativa existe el esfuerzo de un gran equipo que ha convocado a todos los representantes del ámbito público, privado y también académico para que –sentados a una misma “gran mesa”– conversen, tiren líneas y sueñen la mejor ciudad posible. Una gran casa que sea capaz de acoger a los niños, los ancianos, al peatón, al ciclista, a las mascotas, al trabajador, al ejecutivo, a los deportistas, a los músicos, al comerciante. A todos.

Sobre estos sueños e ideales conversamos con Cristián Núñez Fica (comunicador, 43 años), el gran “primer” impulsor de la iniciativa y quien, el año 2017, llegó al Smart City de  la ciudad mexicana de Puebla, donde pensó: “También en Iquique se podría hacer algo en esta línea, porque tiene muchos problemas urbanos pero Iquique también tiene  mucho potencial, al igual que toda la región particularmente en energías renovables, por poner un ejemplo muy concreto”, recuerda minutos antes de inaugurar una promoción que invita a inscribirse y participar este próximo jueves 3 de octubre.

Aclara que es una conversación abierta,  al más alto nivel.. Sin embargo, claramente tiene un sello dado por el aspecto tecnológico por una parte, y el emprendimiento, por otra. Y así queda demostrado al examinar las ideas que ya están en pleno desarrollo: “Tras el primer Tarapacá Smart nacen aplicaciones de celular para el tema de la seguridad, soluciones de aplicaciones tecnológicas para regadío en un medio desértico; en Pozo Almonte y Alto Hospicio están también trabajando con ideas de uso de las cámaras de seguridad, por dar cuenta de otros ejemplos. Se avanza, pero falta muchísimo todavía”, sostiene.

¿Cómo te gustaría ver potenciado, específicamente a Iquique?

– Con muchas ciclovías ininterrumpidas  y que sea una ciudad cruzada por vías exclusivas para andar en bicicleta en todas las direcciones y sentidos. Además, me gustaría un Iquique con muchas personas caminando y con bastante menos autos.

¿Te lo imaginas más limpio?

– Mucho más limpio me lo imagino, por supuesto. Con muchos más puntos donde la población pueda reciclar sus desechos y con un gran despliegue de nuevas aplicaciones tecnológicas que permitan hacer de Iquique, fundamentalmente, una ciudad más amigable.

¿Y ahora no encuentras a Iquique amigable? ¿Por qué?

– No, Iquique no es tan amigable primero porque es una ciudad sucia, donde las veredas están ocupadas por autos, porque tiene pocas áreas verdes, es una ciudad que no tiene espacios públicos. Todo eso hace que sea una ciudad amigable para los autos, no para las personas. Y ese es el foco nuestro: materializar proyectos que logren elevar la calidad de vida de las personas, de los ciudadanos.

¿Cualquier persona se puede inscribir y asistir este jueves 3 de octubre?

– Claro, los interesados solo deben ingresar a la página www.tarapacasmart.cl y ahí aparece la minuta de actividades, horarios, temas a tratar, relatores, etc. Y ahí mismo en el sitio se pueden inscribir los que quieran.

¿Y el Alcalde Soria, que es la primera autoridad de Iquique, y el Intendente Quezada también van a participar? ¿Cómo han tomado ellos estas versiones?

– Sí, el alcalde siempre ha participado y le ha interesado mucho, también el Intendente, y todos los protagonistas directos, en general, han comprometido su participación porque la iniciativa es, además, una gran retroalimentación para todos.