Emotivo y lleno de recogimiento fue el responso realizado por el Centro de Detención Preventiva de Pozo Almonte, al recordar  a  funcionarios fallecidos y que en el transcurso de su carrera, laboraron en dicha unidad.

La ceremonia fue presidida por el director regional subrogante, teniente coronel Fernando Olivares Osorio, familiares de los fallecidos, invitados e integrantes del CDP de esa localidad.

El sacerdote Wilson Cuello, capellán católico de Gendarmería, oficio el responso elevando una oración por el eterno descanso de los funcionarios que emprendieron el viaje al encuentro de Dios. También, participó el pastor evangélico, Oscar Faundez, quien en su homilía se refirió a la importancia de la persona y el seguir a Dios, mediante la fe.

En esa misma línea el sacerdote Wilson Cuello, se refirió al caminar en el día a día, expresando que, “ayer fue un hermoso día, el mañana es lo que se planifica y no sabremos qué pasará, pero lo importante es el hoy, el que se debe vivir con intensidad, por el buen camino y sirviendo al Señor”.

La parte emotiva fue el depositar los cirios en el Altar con los nombres de los funcionarios que laboraron en esa unidad y adelantaron su camino. La mayor Marisol Estay Olivares, el teniente. Robinson Collao Tapia, la gendarme, Gisela Palacios Ortiz, los sargentos, Javier Velozo Fuentealba, José Manuel Méndez González, Oscar Valenzuela Pereira y Sergio Sanhueza Ulloa. Además, el diácono Aldo Estay Pozo, los gendarmes Ángel Espinoza Gajardo y Rolando Ladrón de Guevara.

Terminado el oficio religioso, la comitiva se dirigió el Cementerio de Pozo Almonte, para depositar ofrendas florales a los pies de la tumba del teniente Robinson Collao y del cabo, Javier Veloso Fuentealba, donde se recordó los momentos en los cuales se compartió mientras vistieron el noble uniforme de Gendarmería.  Con ello se dio gracias a Dios por los funcionarios que adelantaron su camino.

Finalmente el comandante Fernando Olivares Osorio, dijo que en su carrera ha tenido la oportunidad de despedir a varios compañeros de arma, “pero me quedo con los mejores recuerdos que nos dejaron y expresar mi condolencia a los familiares para que encuentren la cristiana resignación”, manifestó.