El Salar del Huasco, ubicado en el altiplano de Tarapacá, es uno de los 14 humedales de Chile que son protegidos a nivel internacional por la Convención sobre Humedales.

Con el compromiso de seguir trabajando en la conservación de los humedales y resaltar el rol que tienen en la protección y sustentación de la biodiversidad, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), conmemora el Día Mundial de los Humedales.

Este año se resalta que los humedales cumplen un rol central en la conservación de la biodiversidad, con funciones ecológicas como la regulación de los regímenes hidrológicos y como hábitat de fauna y flora, especialmente de aves acuáticas. Por este motivo, difundir su importancia es fundamental, especialmente cuando las últimas estimaciones muestran que la biodiversidad está disminuyendo a escala mundial y que los humedales están desapareciendo tres veces más rápido que los bosques.

Cabe recordar que el Día Mundial de los Humedales conmemora la fecha en que se firmó el 2 de febrero de 1971 el “Convenio sobre los Humedales”, en la ciudad iraní de Ramsar, por lo que es también conocido como el Convenio de Ramsar, y uno de sus mayores logros fue la creación de la lista de humedales de importancia internacional. Dicha lista está compuesta por 169 países, en los cuales ya hay declarados 2.299 sitios Ramsar.

Chile suscribió el Convenio de Ramsar y lo promulgó como Ley de la República mediante el Decreto Supremo N° 771 del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el año 1981. Actualmente nuestro país cuenta con 14 sitios Ramsar, de los cuales el Salar del Huasco forma parte de este selectivo listado debido a importancia para presenta para la anidación de las tres especies de flamencos presentes en Chile.

Asimismo, de los humedales que presentan esta categoría de protección, 8 se encuentran en áreas silvestres administradas por CONAF. Ellos son los humedales del Salar de Surire (Monumento Natural Salar de Surire); Salar de Tara, Soncor y Pujsa (los tres en la Reserva Nacional Los Flamencos); laguna del negro Francisco y laguna Santa Rosa (Parque Nacional Nevado de Tres Cruces); Aguas Calientes IV (aledaño al Parque Nacional Llullaillaco); El Yali (Reserva Nacional El Yali); Carlos Andwanter (Santuario de la Naturaleza Río Cruces y Chorocamayo).

Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF, resaltó esta conmemoración ambiental y explicó la importancia de los humedales, indicando que “entregan muchos servicios ambientales que van desde el suministro de agua dulce, control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático. Por eso, el cuidado y manejo responsable son indispensables, y necesitamos sumar el compromiso de toda la sociedad en su protección”, indicó.

El directivo también señaló que entre los humedales más significativos están la Laguna de Arabilla y Laguna Parincota, ubicadas en el Parque Nacional Volcán Isluga, en las cuales personal de CONAF realiza monitoreos trimestrales de los niveles de las aguas y  parámetros físicos. Además, la corporación está trabajando para que la desembocadura del río Loa se convierta en un área silvestre protegida con la finalidad de conservar su biodiversidad.

image_pdfimage_print