La Corporación Nacional Forestal interpuso la acción legal tras descubrir el ilícito que afectó a tamarugos, especies en catalogada como vulnerable.

Una querella criminal contra quienes resulten responsables por el delito de tala ilegal de bosque nativo, presentó el director regional de CONAF, Juan Ignacio Boudon, por la acción que quedó al descubierto luego de una fiscalización forestal y ambiental realizada por la institución, junto a carabineros, en un predio ubicado en La Tirana, Pozo Almonte.

La inspección realizada en el sector de Santa Ana, permitió constatar la corta de tamarugos, además de un horno ilegal destinado a la elaboración de carbón de esta especie, sin un plan de manejo forestal aprobado por el organismo.

Bajo estos hechos y considerando la infracción a la ley de recuperación del bosque nativo y fomento forestal, CONAF interpuso una querella en el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte, para esclarecer y sancionar a él o los responsables.

Cabe mencionar que el tamarugo es una de las especies arbóreas nativas y endémicas de Chile, y está listada en la categoría vulnerable, lo que significa que en su medio natural existe un número de ejemplares que están seriamente amenazados. Asimismo, su conservación está vinculada al mantenimiento de las condiciones naturales de su hábitat.

Al respecto, Boudon indicó que “la ley establece la prohibición en corta o destrucción de individuos de especies nativas con problemas de conservación. Por este motivo, es importante generar conciencia sobre la afectación a este importante patrimonio forestal, ya que en este caso eran árboles generados naturalmente”.

Finalmente, el director regional explicó que constantemente están realizando fiscalizaciones y monitoreos satelitales. No obstante, “extendemos el llamado a la comunidad a realizar este tipo de denuncias, ya que todas son investigadas por nuestro personal y buscan no quedar impunes. Para nuestro presidente Sebastián Piñera es relevante dar protección a nuestros ecosistemas y juntos lo podemos proteger”.