El gobierno, a través de CONAF, entregó en Tarapacá sobre 14 mil árboles para proyectos de arborización urbanos o periurbanos.

En el marco del programa de arborización “Un chileno, Un árbol”, el gobierno a través de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), entregó este año a nivel regional 14.515 árboles. Esta cifra forma parte de los 745.523 ejemplares entregados a nivel nacional, concentrando la labor en las comunas más vulnerables económicamente y con menos vegetación urbana.

La proyección para el año 2018 en nuestra región era entregar 10 mil árboles a la comunidad, cifra superada ampliamente. Al respecto Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF, manifestó que “estamos contentos por esta loable iniciativa impulsada por el presidente que releva la importancia de las áreas verdes como condicionante para mejorar la calidad de vida, además de su efecto directo contra la disminución del dióxido de carbono y la contribución al cambio climático de forma eficaz”.

La comuna que concentra mayor proporción de plantas donadas en Tarapacá es Pozo Almonte, específicamente en las localidades de La Tirana y La Huayca, concentrando el 44,96% de árboles entregados y más del 50% de la meta comprometida del año 2018. En segundo lugar presenta un alto porcentaje de entrega Iquique con un 38,22%. Mientras que la comuna menos favorecida fue Colchane debido al clima extremo que imposibilita seleccionar cualquier especie.

Según el origen de las plantas, el mayor porcentaje que se ha entregado corresponde a  especies nativas,  48,57%, en tanto que especies exóticas asciende a 51,43%. Dentro de las especies nativas más utilizadas figuran el tamarugo y exóticas el mioporo.

El programa de arborización es un compromiso presidencial presente en el Programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera 2018-2022, y en él se señala el reimpulso del plan de reforestación urbana, denominado “Un Chileno, Un Árbol”, cuya meta se establece entre 5 a 6 millones de árboles. El Programa de Arborización es ejecutado por CONAF desde al año 2010 y gran parte de las plantas son producidas en alguno de los 32 viveros de la corporación, siendo solo una pequeña proporción comprada o recibida como donación.

Su principal objetivo es promover la generación de servicios ecosistémicos mediante el fomento del arbolado, parques urbanos y periurbanos en Chile, considerando el uso de plantas con valor patrimonial y cultural, contribuyendo a la difusión de los beneficios que proporcionan a la sociedad para mejorar la calidad de vida de la población.

La labor que realiza el programa se basa en un trabajo inclusivo, participativo, ético y sostenible. La entrega de árboles se efectúa tanto a personas naturales o jurídicas, públicas o privadas para arborizar todo Chile, considerando que los beneficios de los árboles trascienden la propiedad.