El concejal Rodrigo Vargas señaló que no logra entender cómo, es que habiendo un Reglamento municipal de funcionamiento de la Cocha, donde establece claramente que el recinto turístico debe contar con un salvavidas, funciona sin que esté contratada una persona para que cumpla esa función.

“El recinto simplemente no debe estar abierto al público, de acuerdo al Artículo 26° del Reglamento”, remarcó, refiriéndose, además a la falta de control al momento del cierre diario del balneario, “pues las pertenencias personales del fallecido estaban en la custodia  del recinto y la persona se encontraba con ficha de ingreso a la Cocha al momento de ser hallado su cuerpo sin vida”.

Dijo el concejal que la falta de un salvavidas había sido planteada con mucha anterioridad por la Asociación de Propietarios Agrícolas (dueña de las aguas),  en carta dirigida al alcalde  Iván Infante, fechada el 03 de julio del año en curso, la cual se adjunta.

La concejala Catalina Cortés expresó que “esta situación no es nueva en la Municipalidad de Pica. En reiteradas oportunidades hemos hecho planteamientos concretos en el Concejo Municipal que requieren especial atención; sin embargo no somos escuchados y éstos terminan siendo simplemente no considerados y finalmente desechados. Ejemplo de ello son los  Padem, presupuesto municipal, planes de contingencia, entre otros”, precisó.

Más adelante calificó la forma de trabajo del alcalde, como “autoritaria y excluyente”, por lo que “no nos queda otra opción que buscar respuesta en espacios que la ley nos faculta y para lo que hemos sido mandatados como fiscalizadores de la administración municipal. Sólo estamos cumpliendo con nuestro deber”, señaló la concejala Cortés, al momento de realizar la presentación en la oficina de partes de la Contraloría Regional.

Finalmente señaló que “de tener un alcalde que trabaje con sus concejales las cosas podrían ser distintas pero no es el caso, el no escucha a nadie”.

PRESENTACIÓN EN CONTROLARÍA

La situación se hizo crítica, denunciaron ambos concejales, después de la muerte por inmersión de un turista de sexo masculino, hecho ocurrido entre los días 15 y 16 de julio, dentro del recinto municipal denominado Cocha de Resbaladero, por lo que solicitan al Contralor que “se revise la existencia y cumplimiento de los protocolos que guardan relación con la higiene y seguridad del recinto, así como la normativa legal vigente que aplique”.

El texto señala textualmente:

Señor Contralor de la República:

Ante los hechos de público conocimiento, acaecidos en la comuna de Pica  con resultado de muerte por inmersión de un turista de sexo masculino, hecho ocurrido entre los días 15 y 16 de julio, dentro del recinto municipal denominado Cocha de Resbaladero, es que vengo a solicitar se revise la existencia y cumplimiento de los protocolos que guardan relación con la higiene y seguridad del recinto, así como la normativa legal vigente que aplique.

El lamentable suceso que ha causado notoria conmoción local, quizás pudo haberse evitado de haber tomado y aplicado medidas preventivas como las establecidas en el Reglamento de Uso de la Infraestructuras e Instalaciones del Balneario Municipal Cocha Resbaladero, Pica, confeccionado por el propio municipio. Además de lo propuesto por la Asociación de Propietarios Agrícolas Resbaladero, Banda y Animas, en carta de fecha 3 de julio. Algunos elementos y circunstancias que antecedieron al hecho, pudiendo incluso evitar la consecuencia señalada, son los que siguen:

  1. No contratación de Salvavidas
  2. Revisión del recinto al finalizar la jornada. Incluye inspección visual tanto de la piscina, como de las instalaciones de servicio (guardarropía y Baño).
  3. Respuesta efectiva a las medidas de control de ingreso y egreso de bañistas.
  4. Verificadores de funcionamiento administrativo (libro de novedades, reclamos y sugerencias)
  5. Asistencia de funcionarios. Control de turnos. Horarios. Determinación y cumplimiento de funciones.
  6. Determinación de responsabilidades administrativas.

es por lo anterior y de acuerdo a documentación adjunta  que solicito a usted acceder a lo solicitado con énfasis en los seis puntos señalados anteriormente e indique:

  1. acciones correctivas que sean necesario aplicar y que permitan subsanar las irregularidades o anomalías administrativas que existan.
  2. acciones administrativas; la investigación sumaria si procediere y aplicar sanciones que correspondan.

Se adjunta el listado de funcionarios de a cocha de resbaladero, a  junio 2019, donde se puede evidenciar que no figura contratado el salvavidas. Cabe destacar que el concejal Vargas realizó una inspección en la Cocha Resbaladero, el 13 de julio, y no existía salvavidas en funciones,  por lo que se adjunta el aviso de llamado para la contratación de un salvavidas, publicado en un matutino local, el 12 de julio en curso.