Tras el fin de la reunión, la cual duró más de dos horas, Ximena Vargas, timonel de AFUSAMI se sintió satisfecha en cuanto a lo resuelto por el alcalde Soria junto a los concejales de la comuna. La dirigenta gremial además explicó que los antecedentes expuestos por los miembros de AFUSAM Norte, estaban fuera del plazo establecido por la Ley.

Tras una reunión realizada en el salón del concejo municipal en la que participaron autoridades comunales y dirigentes de AFUGuzmán, AFUCOMI y AFUSAMI, asociaciones pertenecientes a la CONFUSAM, filial Iquique, el alcalde Mauricio Soria Macchiavello, junto a los concejales de la comuna, resolvieron continuar con el concurso público para cubrir los 309 cupos en los cuatro Centros de Salud Familiar –CESFAM- existentes en la ciudad.

Lo anterior se debe a que, en días pasados, Norma Flores, presidenta de la AFUSAM Norte acusara vicios en el desarrollo del proceso. Las irregularidades expuestas por las funcionarias de la salud primaria fueron falta verificación en los documentos presentados por los postulantes, así como también filtración de los resultados de los test psicológicos al que fueron sometidos los interesados, antes de su publicación oficial.

SATISFECHOS

Tras el fin de la reunión, la cual duró más de dos horas, Ximena Vargas, timonel de AFUSAMI se sintió satisfecha en cuanto a lo resuelto por el alcalde Soria junto a los concejales de la comuna. La dirigenta gremial además explicó que los antecedentes expuestos por los miembros de AFUSAM Norte, estaban fuera del plazo establecido por la Ley.

“Nos fue muy bien. Como siempre colocando en primera posición lo que dice nuestra Ley 19.378, en la cual dice que para impugnar un concurso público tienen un plazo de 10 días hábiles al momento de ser detectada la irregularidad de lo que ocurre. Aquí hubo varios procesos y tiempos en que la otra asociación puedo haber actuado de mejor forma, no tenía por qué recurrir a contraloría ni a la inspección del trabajo. Yo como dirigenta se lo que debo hacer y no haber involucrado a los funcionarios. El concejo nos escuchó, vio nuestra postura, se dio cuenta que estaban mal redactadas las cartas y de varios ítems”, sostuvo la dirigenta.

CONCURSO CONTINÚA

Una vez finalizada la intervención de cada uno de los dirigentes de la salud primaria reunidos, Ximena Vargas explica que “el alcalde resolvió que el concurso continúa porque no ha terminado. Actualmente estamos en el último proceso, por lo tanto, las cosas siguen en el mismo rumbo. Estamos en la parte de las ternas y ahí se verá quien queda o no”, señaló Vargas.

VICIOS

En cuanto a la significancia para el gremio que el concurso no finalice, la timonel explica que el proceso no estuvo viciado y que esta decisión tomada por el alcalde y los concejales, deja tranquilo a una gran cantidad de personas que “estaban esperando ser contratados la planta. Estamos hablando que el problema más grande fue que la otra asociación se quejó de vicios en el proceso, acá no hubo vicios. Estábamos los cuatro presidentes dentro de la comisión y todos firmamos las actas conforme pasaban los procesos. Entonces si yo como presidenta hubiese encontrado el vicio, no firmo las actas. Me hago la desentendida y no firmo. Lo que resolvió la Inspección del Trabajo fue que debían dirigirse a los tribunales, tal como explica la ley y uno tiene diez días para exponer el caso ante los tribunales, situación que no realizó la otra asociación. Uno como dirigente sabe dónde debe recurrir. Nosotros por estatuto no dependemos de la Contraloría, no somos código del trabajo”, concluyó la dirigenta.