• Centro de Negocios Sercotec Iquique orienta en forma gratuita a quienes deseen conformarse como tal y obtener los beneficios económicos y sociales que entregan las cooperativas.

Comercializar paquetes turísticos en el altiplano de nuestra región, como en la Laguna Roja, con grandes tour operadores era casi imposible para Palmenia Mamani, quien, junto a otras 4 personas dedicadas al mismo rubro, buscaron de qué forma podían comercializar sus servicios. Fue en ese momento que se acercaron al Centro de Negocios Sercotec Iquique y después de realizar todos los trámites legales correspondientes, fundaron este año Cooptur Aymara, una cooperativa que nace con el objetivo de lograr beneficios para todos sus integrantes y para la comunidad en la que viven, permitiéndoles vender sus servicios de turismo rural y vivencial a grandes empresas turísticas.

“Gracias a la cooperativa ha sido posible trabajar de forma colaborativa, logrando prestar nuestros servicios uniendo redes con todo el altiplano”, explicó Mamani, su actual presidenta quien junto a Susana García, otra de las socias, se encuentran representando a la cooperativa y a la Región de Tarapacá en Vancouver, Canadá, en el Foro Mundial de Negocios Indígenas.

Patricio Burg León, director regional de Sercotec, manifestó que: “Esta unión voluntaria entre distintos miembros origina iniciativas empresariales orientadas al bien común de todos los socios, promoviendo la ayuda mutua y la solidaridad. Al promover la cooperación y el trabajo colectivo, son una parte importante en la economía social del país. Como tal pueden acceder a bienes, capacitaciones, educación e incluso optar a programas de financiamientos como el subsidio Juntos, fondo para negocios asociativos que entregamos en Sercotec”.

Centro de Negocios: ayuda constante

Formalizar una cooperativa, ya sea agrícola, pesquera, de trabajo o de servicio, requiere compromiso y dedicación entre quienes la conforman, además de conocer todos los pasos legales que solicita la División de Asociatividad y Economía Social (DAES), encargada de fiscalizarlas según el marco legal que las rige, organismo dependiente de la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

Para ello, el Centro de Negocios Sercotec Iquique, a través de sus profesionales, desde el 2017 ha asesorado en forma gratuita a diferentes agrupaciones que han tenido la necesidad de asociarse y hasta la fecha ha colaborado en la constitución de 4 cooperativas.

Sol y Semilla, también es una de ellas, que nació en la oficina satélite del Centro de Negocio en Alto Hospicio y que reúne a 18 socios adultos mayores que producen lechugas, acelgas, cilantro y ahora están experimentando con el cultivo de ajíes. “Cómo dueña de casa, sé llevar una casa, pero no sabía cómo llevar una empresa, eso es distinto y eso fue lo que nos enseñó el Centro de Negocios con sus capacitaciones. Todos los conocimientos que nos entregaron fueron muy favorables para lograr lo que hemos conseguido hasta ahora”, expuso Alicia Rojas, presidenta de la cooperativa.

Coopertec es otra de las cooperativas que ha recibido un apoyo constante desde sus inicios, tanto en infraestructura como en términos legales y fue la primera en formalizarse en el Centro de Negocios. Conformada por 10 socios ligados al área de la informática, está enfocada al trabajo y a generar proyectos. Cada uno de los integrantes tienen sus propias empresas, “por lo que debemos pensar en los negocios propios y en los de la cooperativa. Hay algunos que no podemos llevar a cabo solos, no podemos comparar cosas o llegar en forma individual a un cliente. En ese caso, lo hacemos entre todos, porque la unión hace la fuerza”, puntualizó Oscar Fernández, secretario general.

En este sentido, Burg Leó declaró que: “La unión mancomunada promueve la ayuda mutua y permite la reducción de los costos de transacción al aprovechar la economía a escala y además mejora las capacidades de negociación de los socios en el mercado de productos y servicios, dándoles la posibilidad de acceder a mejores ofertas. Esta asociatividad permite que los miembros, al trabajar en conjunto para beneficiarse mutuamente, no sólo consiguen ganancias económicas, sino también se favorecen socialmente al promover el compañerismo y al crear redes de colaboración mejorando su entorno y el de su comunidad”.