La petición fue planteada por el consejero Pedro Cisternas durante la sesión extraordinaria celebrada ayer.

 

A propósito de haberse la I sesión extraordinaria del Consejo Regional de Tarapacá en la que se aprobó requerir el 5% del Presupuesto Regional para enfrentar las emergencias derivadas de los eventos meteorológicos, que han afectado la provincia del Tamarugal, otro punto de intereses que cobró interés fue la propuesta de plantear al intendente, Miguel Ángel Quezada que gestione la declaración de Zona de Catástrofe en la región.

El planteamiento lo realizó el consejero Pedro Cisternas durante su intervención, en la cual sustentó que los recientes eventos ameritan que el Ejecutivo Nacional evalué usar su facultad para declarar la provincia del Tamarugal como zona de emergencia, y de esta forma los recursos y la ayuda pueda llegar de forma más expedita.

Esta segunda votación tuvo ocho votos a favor y tres abstenciones, que fueron, Javier Yaryes, José Lagos y Felipe Rojas, este último argumentó un voto señalando que “para ello se requieren aspectos técnicos que ameriten la declaración, y que eso no representa que los recursos lleguen de forma más rápida”, así lo aclaró frente a vecinos de las comunas del Tamarugal que asistieron a la sesión.

Adicionalmente, los Cores sometieron a votación oficiar a la máxima autoridad regional para que gestione el medio de transporte para los voluntarios de la UNAP que esperan apoyar a los equipos que se mantienen desplegados en las comunas en emergencia.

Además de gestionar la autorización para entregar alimento para mascotas en las zonas afectas en ele Tamarugal. Ambas peticiones fueron planteadas por el consejero Rubén Berrios.

En tanto, Rubén López propuso que a raíz del evento meteorológico ha golpeado a las comunas del interior, las seremías de Medio Ambiente y Minería, respectivamente realicen las fiscalizaciones necesarias para verificar el estado de los relaves de Pozo Almonte, y así evitar cualquier otro hecho.

Las tres peticiones fueron aprobadas de forma unánime por los 11 consejeros presentes durante la sesión extraordinaria que fue suspendida, esto en caso de que deba ser reanudada en los próximos días.