Comisión de Medio Ambiente del CORE busca implementar u estudio sobre  situación de los emisarios que vierten aguas servidas  en Playa Brava

            Los miembros de la Comisión de Medio Ambiente y Energía del Consejo Regional de Tarapacá, realizaron una sesión en terreno este miércoles, específicamente en la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Playa Brava de la empresa “Aguas del Altiplano”, para despejar una serie de dudas sobre aspectos atingentes al funcionamiento de la estación y también como parte de la función fiscalizadora que deben ejercer según la normativa que rige a los gobierno regionales.

            Los integrantes de la Comisión, que lidera el consejero Pablo Zambra, se reunieron en la planta, con ejecutivos de la sanitaria para conocer cómo opera esta estación; cuál es origen de los malos olores que afectan el sector; cuáles son los planes de ampliación del emisario que pasa por el lugar; y también las razones que explican el afloramiento de espuma desde el alcantarillado, hecho que ha ocurrido en días anteriores, en distintas avenidas de la comuna,  entre otros temas.

            Estuvieron presentes en el recorrido por la planta, además del presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Energía, los consejeros regionales Iván Pérez y Rubén Berríos, el SEREMI de Salud Manuel Fernández, representantes de la Oficina Comunal del Medio Ambiente, de la Armada, la Jefa de la Oficina Regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios María Soledad Pantoja, representantes de SERNAPESCA y dirigentes del Sindicato de Pescadores de Caleta Cavancha.

            Durante la inspección de las distintas dependencias de la planta, los consejeros regionales pudieron conocer los procesos que aplica la sanitaria para tratar las aguas servidas, que luego son vertidas por intermedio de emisarios hacia el mar.

            Al respecto, los dirigentes del Sindicato de Pescadores de Caleta Cavancha denunciaron que existen tramos a nivel submarino en la costa de la península, donde algunos soportes de los emisarios están dañados y corren riesgo de colapsar.

            EL SEREMI de Salud indicó que su servicio realiza cada 15 días monitoreos en el sector, los que a la fecha no han arrojado indicios de riesgos sanitarios. Esto fue rechazado por los dirigentes de la Caleta Cavancha, quienes pidieron realizar un estudio objetivo en el lugar que esclarezca el nivel de contaminación en las aguas del sector.

            El Presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Energía del CORE, Pablo Zambra, junto a sus colegas Berríos y Pérez, acordaron proponer al pleno del Consejo Regional, que sesiona este jueves, implementar mediante un proyecto financiado por el Gobierno Regional, un estudio acabado de la situación medio ambiental en el litoral de la Península de Cavancha, y también, un informe sobre la condición actual de las instalaciones que soportan los emisarios, ubicados en Playa Brava, y que la empresa sanitaria pretende ampliar.