• Intendente Roberto Erpel recordó con agradecimiento el trabajo realizado estos meses por todos los que han combatido a la pandemia y llamó a las familias a festejar con pasión, pero desde la seguridad de sus hogares.

Desde la cima del Morro de Arica se llevaron a cabo este viernes 18 de septiembre los actos conmemorativos oficiales del aniversario 210 de la República de Chile. La ceremonia utilizó un formato inédito, marcado por la austeridad y el apego a la normativa sanitaria, como consecuencia de la pandemia del covid-19.

Este año los tradicionales tedeum en la iglesia San Marcos y la parada militar en la Avenida Comandante San Martín, fueron reemplazados por ritos mucho más acotados, pero igualmente significativos: Un izamiento solemne de la Bandera Bicentenario, una Oración por la Patria y un pie de cueca al pabellón nacional, bajo un marco de público principalmente compuesto por autoridades.

El intendente Roberto Erpel señaló que éstas “son unas Fiestas Patrias distintas” y recordó que el autocuidado y la responsabilidad deben estar primeros en la lista de las prioridades.

El jefe del Gobierno Regional invitó a la comunidad a “entonar con fuerza nuestro Himno Nacional, a bailar un buen pie de cueca y a mirar con orgullo la bandera del Morro, pero desde la seguridad de nuestros hogares”.

La autoridad, además, recordó con agradecimiento el trabajo realizado estos meses por el personal de la Salud, las Fuerzas Armadas y de Orden y por los distintos actores sociales que han sido claves en el combate a la enfermedad.

En el acto estuvieron presentes también el senador José Durana; diputados Vlado Mirosevic y Nino Baltolu; gobernadora de Arica, Mirtha Arancibia; seremi de Salud, Beatriz Chávez; jefe de la Defensa Nacional en la región, general de Brigada Luis Cuéllar; alcalde de Arica, Gerardo Espíndola; jefe de Zona de Carabineros, general Rodrigo Cerda; jefe regional de PDI, prefecto inspector José Ortiz; gobernador Marítimo de Arica, capitán de Navío Alejandro Torres; obispo de la Diócesis San Marcos de Arica, monseñor Moisés Atisha y el presidente de la Fraternidad de Pastores de Arica, obispo Fidel Arenas.

Durante la Oración a la Patria, monseñor Atisha abordó los importantes cambios sociales experimentados por el país producto de la migración de extranjeros, el estallido social y la pandemia del coronavirus.

“Necesitamos componer la convivencia social, económica, política y cultural. No podemos dejar pasar las oportunidades para cooperar al entendimiento cívico. Cuidarnos es una palabra que necesitamos conjugar de una manera mucho más amplia”, dijo el prelado, entre otras cosas.

image_pdfimage_print