Sin duda que la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación es un avance para Chile, más aún con el nombramiento del destacado biólogo e investigador Andrés Couve en la cabeza de esa cartera.

Sin embargo, las declaraciones  que realizó el ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, en cuanto a que con este nuevo ministerio Chile se embarcará en la Cuarta Revolución Industrial, me llevan a concluir que, una vez más, en  materia de desarrollo económico el Gobierno está poniendo “la carreta delante de los bueyes”.

Como ASIMET hemos constatado que este tema está siendo abordado de manera errónea por el Ministerio de Economía, porque se le está dando énfasis a la transformación de los servicios y no en quien los origina, es decir, la industria, cuando debería ser al revés. El ecosistema es crear y transformarse en función de la nueva Industria 4.0. Es esa la estrategia que siguen actualmente los países OCDE con los cuales competimos.

El fenómeno se repite con la creación de esta nueva cartera. Es a partir de un Ministerio de la Industria donde se deberían generar las transformaciones que necesita nuestro país para provocar un cambio estructural de su economía, y en donde áreas como la ciencia, la investigación, la tecnología y la innovación deberían formar parte del ecosistema 4.0.

No sacamos nada con tener un ministerio como el anunciado si no se va a “dialogar” con las fuerzas vivas de nuestra industria. En Chile necesitamos hacer “ciencia colaborativa” y aplicada a las reales necesidades de la Industria 4.0.

Sin duda que la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación es un avance para Chile, más aún con el nombramiento del destacado biólogo e investigador Andrés Couve en la cabeza de esa cartera.

Sin embargo, las declaraciones  que realizó el ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, en cuanto a que con este nuevo ministerio Chile se embarcará en la Cuarta Revolución Industrial, me llevan a concluir que, una vez más, en  materia de desarrollo económico el Gobierno está poniendo “la carreta delante de los bueyes”.

Como ASIMET hemos constatado que este tema está siendo abordado de manera errónea por el Ministerio de Economía, porque se le está dando énfasis a la transformación de los servicios y no en quien los origina, es decir, la industria, cuando debería ser al revés. El ecosistema es crear y transformarse en función de la nueva Industria 4.0. Es esa la estrategia que siguen actualmente los países OCDE con los cuales competimos.

El fenómeno se repite con la creación de esta nueva cartera. Es a partir de un Ministerio de la Industria donde se deberían generar las transformaciones que necesita nuestro país para provocar un cambio estructural de su economía, y en donde áreas como la ciencia, la investigación, la tecnología y la innovación deberían formar parte del ecosistema 4.0.

No sacamos nada con tener un ministerio como el anunciado si no se va a “dialogar” con las fuerzas vivas de nuestra industria. En Chile necesitamos hacer “ciencia colaborativa” y aplicada a las reales necesidades de la Industria 4.0.

Dante Arrigoni C.

Presidente ASIMET