Ilegales regresan al centro, Mercado y Terminal Agropecuario

 

La alerta la comparten 9 organizaciones gremiales y piden urgente intervención de la Municipalidad, Carabineros, PDI y Servicio de Salud, Impuestos Internos y resto de servicios públicos encabezada por la Cámara de Comercio Detallista y Turismo de Iquique A.G.

 

La Cámara de Comercio Detallista de Turismo de Iquique A.G., que preside Miguel Díaz Fuentealba, denunció y alertó en forma categórica, a las autoridades correspondientes para que adopten las medidas necesarias destinadas a combatir las ventas callejeras e ilegales que, con motivo de la llegada del período de Navidad y Año Nuevo, se están instalando sin ninguna autorización en las principales arterias de la ciudad y centros de alta convocatoria de consumidores, como son el centro de Iquique, Terminal Agropecuario y Mercado Centenario, para vender todo tipo de artículos y productos e incluso se están instalando en el Paseo Baquedano con venta de ropa de Zona Franca, perdiendo absolutamente el sentido artesanal que se le quiere dar a este boulevard.

 La denuncia y declaración pública es compartida por 9 organizaciones gremiales: Comerciantes del Centro de Iquique; Centro Comerciales El Progreso Iquique A.G., Centro Comercial Terminal Agropecuario A.G., Feria Vivar A.G., Feria Romero A.G., Feria Lucana (Terminal Agropecuario); Feria Evans S.A.; Inmobiliaria Salazar y Cía; y 100 locatarios del Mercado Centenario.

 La organización gremial manifestó que existen verdaderas organizaciones que no pagan patentes, impuestos, remuneraciones, leyes sociales, etc. y que hacen una competencia desleal al comercio detallista y minorista establecido que para poder funcionar, debe cumplir sagradamente con las disposiciones legales vigentes.

 Además, las ventas callejeras e ilegales vulneran los derechos de los consumidores ya que al comprar en estos lugares no autorizados, cuando algún producto sale con defectos no hay a quién reclamar.

 El gremio planteó con especial fuerza esta situación que se observa en  las calles de la ciudad, sin la autorización correspondiente y lo lamentable es que se ha comprobado que la delincuencia se ampara en este tipo de actividades ilegales, señaló Miguel Díaz Fuentealba, presidente y líder del comercio detallista iquiqueño.