Con gol de penal en últimos minutos, “Piratas” se llevaron el botín de los tres puntos

Mario Vidal Jorquera                                                  

Como repitiéndose la tónica de los últimos partidos de la temporada pasada, Deportes Iquique sufrió una derrota a última hora, ante el cuadro de Coquimbo Unido, en el encuentro jugado ayer en el Tierra de Campeones, por la primera fecha del torneo de Primera B.

Deportes Iquique comenzó jugando con la siguiente formación: Castillo en portería, Contreras, Coronel, Zenteno, Salinas, Miño, Fernández, Soria, Silva, Ramos y Oroz.  Y fue precisamente este hombre, el debutante Alexander Oroz, quien tempranamente a los 2 minutos de juego, puso en ventaja al cuadro local.

El elenco visitante acusó el golpe y se fue con todo en procura del empate, el cual llegó a los 8 minutos, mediante el gol de cabeza convertido por ergio Felipe.

El partido trascurrió con oportunidades para ambos elencos, pero fue el visitante quien se puso en ventaja a los 37 minutos, con gol de cabeza convertido por Esteban Paredes, tras ser habilitado por Salas y marcar la ventaja parcial de 2 – 1 a favor de Coquimbo, en el primer tiempo.

El empate para los dragones celestes llegó en la segunda parte, cuando a los 55 minutos, Alvaro Ramos y tras centro de Hans Salinas, logra vencer al meta Cano.

Espinoza por Soria a los 55 y a los 77 Plaza y Segovia en reemplazo de Silva y Oroz, fueron las modificaciones del técnico Cristian Leiva, para la primera incursión de los dragones celestes en el torneo de Primera B, en partido que bien pudo terminar empatado.

 Como paradoja y faltando solo 2 minutos para el término del pleito, fue el mismo Alvaro Ramos quien comete una falta por mano dentro del área, sancionándose lanzamiento penal.

El cobro lo ejecutó Jesús Ramírez a los 88 minutos, decretando la victoria del elenco pirata, que de esta manera suma sus primeros tres puntos en Primera B y parte con el pie derecho su operación retorno a Primera División.

image_pdfimage_print