Jaime Vera: “Nos queda trabajar y reforzarnos anímicamente. No podemos bajar los brazos”

Mario Vidal Jorquera                       Fotografías: Daniel Troncoso

Un empate con sabor a derrota frente a Everton, consiguió Deportes Iquique, en el partido jugado ayer en el estadio Municipal de Cavancha; encuentro que era crucial para los dragones celestes, en su intento de salir de la zona conflictiva de la tabla de posiciones.

El técnico de los locales Jaime Vera, dispuso para este partido, algunas modificaciones tácticas, cambiando de posición a algunos hombres, en el intento de asegurar que los tres puntos quedaran en casa.

Deportes Iquique comenzó jugando con, Pérez, Zenteno, Blázquez e Imperiale en la zona posterior. Fernández, Iturra, Miño, Hans Salinas y Guichón en la zona media, dejando en el ataque a Cubillos y Silba, mientras que el cuadro viñamarino, formó con; Comprestini, San Juan, Berríos, Suárez, Zuñiga, Pereira, Carvallo, Sánchez, Cerato, Díaz y Orellana.

El partido, en la mayor parte de su trámite, fue de ida y vuelta, con ambos equipos buscando ejercer presión, para asegurar un buen resultado, considerando la complicada situación que ambos conjuntos mantienen en la tabla. Esto, hizo del partido, un encuentro basado en la emoción de la incertidumbre, pero carente de buen desarrollo futbolístico.  Tanto Everton, como Deportes Iquique, generaron pocas ocasiones de convertir y las escasas oportunidades que, tanto el uno, como el otro equipo tuvieron, fueron desperdiciadas, casi de manera infantil.

Quizás las ocasiones de gol más claras para Deportes Iquique, sucedieron en los minutos 26 del primer tiempo, cuando Guichón remató desviado sobre la portería rival y en el minuto 20 del segundo tiempo, cuando el árbitro Julio Bascuñan, anuló un gol convertido por Silba, por supuesta mala ubicación.

Los cambios de Oscar Salinas por Fernández, Fuentes por Cubillos y de Bravo por Hans Salinas, que Deportes Iquique realizó en el segundo tiempo, crearon en la hinchada, la esperanza de que los dragones lograrían convertir, pero el 0 – 0, se mantuvo hasta el final.

Al término del encuentro, Jaime Vera señaló: “Lamentablemente, no pudimos ganar, el equipo intentó, no con mucha claridad, pero; estuvo la intención, el deseo y el equilibrio defensivo. Sumar era importante para salir de la zona conflictiva, pero me quedo tranquilo con el desplazamiento y las ganas que mostraron los jugadores”.

Vera agregó: “Hicimos más méritos que el rival para quedarnos con los tres puntos, pero; esto no es por méritos, para ganar hay que concretar y ahí nos faltó. Fuimos muy sólidos defensivamente, pero nos faltó arriba”.

Vera concluyó diciendo que, durante la semana, se trabajará intensamente, para intentar rescatar puntos como visita, a sabiendas que se viene un partido muy importante frente a la Universidad de Chile en Santiago. “Nos queda trabajar y reforzarnos anímicamente, para seguir luchando. No podemos bajar los brazos”, puntualizó.

image_pdfimage_print