El Juzgado de Letras de Familia, Garantía y del Trabajo de Alto Hospicio abrirá el próximo 9 de septiembre las puertas de su nuevo edificio para atender las consultas de los usuarios del sistema.

Con una inversión de $10.835.825.271, el nuevo edificio ubicado en calle Salitrera Iris N°1045, tiene una superficie de construcción de 4.120,9 m² y considera aspectos de eficiencia energética, tales como una recubierta de la fachada norponiente, patios de luz y ventanas termopaneles para mejorar su climatización. 

Así también, este edificio cuenta con accesibilidad universal, lo que facilitará el ingreso y desplazamiento de personas con discapacidad y/o con movilidad reducida. En el exterior, el tribunal considera un trabajo de paisajismo, zonas de sombreadores y juegos infantiles.

La presidenta de la Corte de Apelaciones, Marilyn Fredes, recordó que la Ley 20.876 del 6 de noviembre de 2015 creó -junto a los tribunales de Puerto Williams y Mejillones-, un juzgado en esta comuna, “cumpliendo un anhelo de toda la comunidad de poder contar con un tribunal en su territorio, evitando el traslado a Iquique para hacer sus trámites, habida consideración de la distancia, el tráfico vehicular y que los tribunales comienzan a atender a las 8 de la mañana, por lo que los vecinos de Alto Hospicio debían levantarse muy temprano para poder acudir a sus audiencias”.

Acotó además que dada la celeridad en el cumplimiento de la ley, el tribunal comenzó a operar en noviembre de 2016 en dependencias transitorias, que dadas sus restricciones ante la alta carga de trabajo, se debieron tomar medidas como la implementación de un proyecto piloto de teletrabajo, mediante el cual funcionarios del juzgado cumplieron funciones en Iquique; o el convenio suscrito entre la Corte de Apelaciones, la municipalidad y el Juzgado de Policía Local de Alto Hospicio, para utilizar una tercera sala en dependencias de éste último para atender materias del ámbito laboral. “Todas situaciones que ahora han sido remediadas con esta nueva infraestructura, que se encuentra a la altura de los requerimientos de la comunidad”, recalcó.

EDIFICIO

El administrador zonal, Rodrigo Morales, detalló que “son instalaciones modernas, es un edificio de especialidad, que tiene todas las condiciones tanto para los funcionarios como para la comunidad, en confort, servicios y atención. Adicionalmente un sector adecuado para que Gendarmería opere con todos los elementos asociados a su función de seguridad. Me refiero puntualmente a celdas segregadas, como lo establece la ley para menores, mujeres y hombres, además de  comedores interiores y servicios higiénicos, probablemente una condición excepcional dentro de la jurisdicción y del país”, expresó.

Agregó que “es un edificio de más de cuatro mil metros cuadrados, emplazado prácticamente en el centro de la comuna, que constituye un aporte al concepto urbanístico de la ciudad, porque concentra un sector cívico donde a futuro va a estar instalado también un edificio de la Fiscalía, todo ello en lo que hasta hace poco era un sitio eriazo y que ahora será un nuevo centro cívico para la comuna”, recalcó.

En su exterior, esta infraestructura cuenta con un muro de bienvenida construido con piedras de la zona, otorgándole identidad al edificio. Además, en atención a la seguridad del recinto, el edificio consideró paneles antibalístico para sus cuatro salas de audiencias y filmes de seguridad en la totalidad de las ventanas perimetrales.