Un nuevo hecho delictivo, que afecta al bienestar de la población, registró la Municipalidad de Iquique, luego que personas inescrupulosas robaran la parte operativa de un semáforo, ubicado en la intersección de las calles Ramírez con Serrano.

Este ataque, registrado cerca de la medianoche de ayer, consistió en la sustracción de la placa de control central del semáforo, junto con la desconexión de otros componentes necesarios para la correcta operación del equipo.

La acción, dejó en desuso este costoso equipo, debiendo la dirección de Tránsito de la Municipalidad de Iquique, poner en alerta a la empresa contratista encargada de la instalación, operación y mantención de semáforos en la ciudad.

Hoy este instrumento vial, se encuentra en proceso de reposición del circuito electrónico robado, cuya programación y verificación tiene un costo superior a los dos millones de pesos.

Según los inspectores de la empresa Tek, en las últimas horas del día lunes, fue sustraída la placa de control central del semáforo, junto con la desconexión de otros componentes necesarios para la correcta operación del equipo.

Desde la Dirección de Tránsito municipal, se señaló que no es primera vez que ocurre esta situación, por lo cual se encuentran atentos al informe oficial de la empresa para presentar una querella ante la Fiscalía contra quienes resulten responsables por el robo perpetrado y los peligros e inconvenientes que este hecho representa para los automovilistas de la ciudad de Iquique.

El Alcalde de Iquique, Mauricio Soria Macchiavello, lamentó esta cobarde acción, indicando que no solo afectan a la municipalidad, sino que a miles de ciudadanos, tanto como peatones y conductores.