Cargaban más de 5 toneladas de frutas y quesos frescos

Más de 5 mil kilos de productos agropecuarios de alto riesgo fito y zoosanitario fueron interceptados en la localidad fronteriza de Cancosa por personal de la Subcomisaria de Carabineros de Colchane y entregados al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para su análisis y posterior destrucción.

Así lo dio a conocer la Directora Regional (S) del SAG, Sue Vera, quien explicó que, durante la noche del miércoles 26 de junio, en momentos en que realizaban un patrullaje preventivo por el sector de Cancosa, Carabineros sorprendió una caravana de 4 furgones, los cuales en intentaban internar de forma clandestina productos de riesgo agropecuario al país por pasos no habilitados.

“Los vehículos pretendían pasar inadvertidos, para lo cual circulaban por caminos alternativos que habitualmente son utilizados por contrabandistas. Al interior de los vehículos, fueron sorprendidos cargando productos de ingresos clandestinos consistente en plátanos, mandarinas, limas, quesos artesanales, papas de distintos tipos, además de limones, locotos y condimentos, entre otros vegetales”, detalló Vera.

Fernando Chiffelle, Seremi de Agricultura junto con valorar este nuevo golpe al ingreso clandestino de productos agropecuarios, advirtió sobre la peligrosidad que estos revisten para el patrimonio fito y zoosanitario, dado que pueden ser portadores de plagas o enfermedades no presentes en el país.

“Creemos que este importante cargamento de más de 5 toneladas de productos de origen vegetal y animal, pretendía ser comercializado en la próxima fiesta religiosa de La Tirana. Actualmente tanto la comuna de Iquique como de Huara se encuentran en campaña de erradicación por presencia de Mosca de la Fruta, y son este tipo de productos de ingresos ilegal el origen de esta situación que, junto con dañar nuestra sanidad vegetal, se traduce en una competencia desleal para nuestros pequeños productores”, recalcó.

Cabe destacar que, tras la fiscalización, personal de la Subcomisaria de Colchane procedió a la detención de los vehículos, mientras que la totalidad de los productos fueron entregados al SAG, institución que procederá a realizar los análisis a objeto de establecer la presencia de estados inmaduros de plagas, para posteriormente destruir la totalidad del cargamento.