Tarapacá busca obtener categoría de SIPAN

Con el objetivo de conocer en profundidad el proyecto “Sistemas Importantes de Patrimonio Agrícola Nacional” (SIPAN), las comunidades de Camiña y Pica –parte del territorio donde se implementará- participaron en los llamados “Talleres de devolución”, gracias al apoyo del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA).

El proyecto SIPAN busca conservar y potenciar las cualidades de los territorios presentes en la Precordillera Altoandina y el Altiplano, y en la cordillera Pehuenche de Chile, para adquirir al largo plazo la categoría de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM). En la región de Tarapacá, los sitios que conforman la red SIPAN se encuentran ubicados en las comunas de Camiña, Huara, Colchane y Pica, contemplando aquellos sistemas productivos tradicionales desarrollados principalmente por comunidades indígenas, como es la ganadería en bofedales en el altiplano y el sistema de agricultura en terrazas y eras de cultivo en el sector de precordillera.

De acuerdo a la FAO, los SIPAM son “sistemas de uso de la tierra y paisajes extraordinarios ricos en diversidad biológica de importancia mundial que evolucionan a partir de la co-adaptación de una comunidad con su medio ambiente, sus necesidades y aspiraciones de desarrollo sostenible”. Es por ello que se busca reconocer y promover la conservación de sitios que poseen características culturales, de biodiversidad y conocimiento tradicional único en el mundo.

Los agricultores valoraron la retroalimentación desde la institucionalidad. Tal fue el caso de María Viza, de la localidad de Nama. Al respecto, la agricultura precisó que “me parece muy buena la idea de recuperar algunos cultivos de terrazas y sobre todo que primero se informe directamente a los agricultores”.

Similar opinión tuvo el agricultor Gabriel González, quien afirmó que “me gustó bastante la iniciativa que espera hacer un rescate, especialmente de las terrazas”. El usuario también es representante del Consejo Asesor Regional (CAR) en Camiña. El CAR es un organismo consultivo que funciona al interior de INDAP y que agrupa a representantes de cada comuna.

Sixto García, alcalde de Camiña, comentó que “yo creo que este programa que se está llevando a cabo es de suma importancia para los agricultores y especialmente para la comuna de Camiña, porque no se centra solo en producir a través de los agricultores, sino que se centra en la forma en la que se produce, porque la agricultura de Camiña es un patrimonio, porque es pequeña pero que viene hace muchos años y no se ha perdido. Es bueno que el Estado apoye y sirva para mostrar nuestra cultura y sumar al turismo”.

El coordinador Macrozonal Altoandino y de la Precordillera Norte del proyecto GEF Red Sitios SIPAN, Carlos Pallacán, aseveró que “una vez finalizada la etapa de presentación del proyecto en las distintas comunas que forman parte de la red SIPAN, comenzaremos a trabajar en la conformación de los comités locales y regionales que serán instancias participativas en las cuales se sustentarán las directrices y acciones concretas a desarrollar durante los próximos cuatro años”.

El director regional (s) de INDAP, Iván Cerda, comentó que durante los talleres informaron sobre los objetivos relacionados a la conservación para la agrobiodiversidad y las estrategias de mercado para promocionar sus productos y servicios, además de trabajar en la articulación con otras entidades que pertenecen al ministerio de Agricultura.

En tanto el gobernador del Tamarugal, Luis Tobar, aseveró que “a través de este proyecto, buscamos recuperar, incentivar, escuchar y trabajar en conjunto con los vecinos el tema de la agricultura ancestral para darle un valor agregado, sobre todo en una comuna como Camiña”.

Para Paloma Caro, coordinadora nacional proyecto GEF – SIPAN precisó que era necesario retornar a las comunas para informar sobre el avance de esta iniciativa. Asimismo resaltó que estas comunas “tienen prácticas que son súper particulares, cuentan con variedades tradicionales que son importantes y muy rescatables, porque no están en ningún otro lugar”.