EN POZO ALMONTE

Todo un acierto y de verdad ganas de hacer más justicia social a sus habitantes es lo que acaba de decretar el Municipio de Pozo Almonte, ya que a contar del primer día de enero del 2020 ningún trabajador a honorarios que cumplen funciones en la municipalidad recibirá menos de 350 mil pesos líquidos y a eso hay que agregar que trabajarán 40 horas semanales.

Sólo emoción resultó de la reunión que sostuvo el alcalde Richard Godoy Aguirre con el personal de Áreas Verdes y Barrido.

“Cuando llegamos hace tres años a esta administración, nuestro funcionarios que menos ganaban recibían 250 mil pesos líquidos, desde el primer año generamos bonificaciones y, ahora, le damos una tremenda noticia con todo el equipo a nuestros funcionarios. En nuestro municipio no va a existir nadie que gane menos de $350 mil líquidos, que tenga jornada completa. Muchos de estos funcionarios han educado a sus hijos en la universidad con mucho esfuerzo con estos recursos y esperamos que puedan cambiar su calidad de vida con este apoyo que hace el municipio. Lo anunciamos en el Concejo Municipal porque ya veníamos trabajando con los funcionarios a honorarios de antes que se desatara la crisis, por la rebaja de la jornada laboral a 40 horas, que es una medida que no se puede hacer esperar a los municipios al Gobierno en particular a que tome medidas concretas en el corto plazo. Con voluntad es posible y en ese sentido queremos estar a la vanguardia de mejorar las condiciones laborales de nuestra gente. Estamos contentos por el esfuerzo de nuestros colegas funcionarios porque hemos trabajado para el cambio generando dignidad, condiciones y fortaleciendo a nuestra gente que es lo más importante”, manifestó Richard Godoy Aguirre.

En tanto, Teresa Sola Vega, trabajadora a honorarios de Áreas Verdes expresó que “fue una sorpresa, una alegría, sabía que no nos iban a dejar desamparadas, que nos iban a sacar adelante. Estoy muy contenta por mis compañeras de áreas verdes, barrido y aseo. Estoy agradecida. Acá el amor por nosotras pesó más”.

Mientras en el Congreso se debate un proyecto de Ley, la Ilustre Municipalidad toma decisiones. Rebajar a 40 horas la jornada laboral en nuestra ciudad eso se convertirá en realidad a contar del uno de enero de 2020, convirtiendo a nuestro municipio en el primero de la región en llevar a la realidad este verdadero anhelo del Mundo Laboral. Por lo mismo, podemos decir que la Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte sigue siendo un ejemplo y estando a la vanguardia, para el resto de los municipios de Tarapacá.

La medida causó verdadera alegría en todo el plantel de los funcionarios a honorarios debido a que de verdad significa un verdadero avance en lo significa una mejor remuneración que sin dudas obedece a un anhelo de toda la masa trabajadora de la Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte.

En el caso del trabajo de las 40 horas semanales eso tiene una especial significancia para todos los trabajadores, porque les traerá una serie de beneficios en relación a su vida cotidiana, en especial el tiempo que podrán dedicarle a sus hijos y su familia y eso conlleva a una mejor calidad de vida y es por eso que el alcalde está bregando por imponer este criterio, donde es deber repetirlo serán los trabajadores quienes serán los directos beneficiados con estas medidas de mejoramiento a la situación contractual de los trabajadores municipales a honorarios en la comuna de Pozo Almonte.

En tanto, el aumento significativo de sueldos se trata de la tercera alza que se hace de los pagos a los funcionarios a honorarios que menos ganan. Desde el 2016 al 2018, se hicieron aumentos de 10 por ciento anual, ahora, se les aumentó cien mil pesos líquidos dejando el sueldo mínimo de una persona a honorarios en 350 mil pesos líquidos.

Las personas beneficiadas son en su mayoría mujeres jefas de hogar, de avanzada edad o con problemas de salud. La Ilustre Municipalidad de Pozo Almonte realiza en su totalidad una inversión social de 100 millones de pesos anuales, que van en directo beneficio a los hogares de la comuna y la provincia del Tamarugal.