Consiguen un heroico empate 2 a 2 en Rancagua

En un partido con emociones de principio a fin Deportes Iquique logró un valiosísimo punto en la expedición a Rancagua para enfrentarse ante el local O’Higgins.  Dos anotaciones de Hans Salinas le dieron no sólo la igualdad, sino que aportan un respiro, al equipo de Cristián Leiva en la lucha por salvarse del descenso.

La primera etapa tuvo al cuadro local dominando el balón, pero sin la claridad ni profundidad para asustar al meta iquiqueño Sebastián Pérez. Antes de la apertura del marcador fueron más las llegadas directas de Iquique que las de O’Higgins.  

Quizás como un presagio de lo que sería el trámite del lance, en el minuto 17 los dragones no aprovechan un tiro de esquina y se genera contragolpe para los celestes rancagüinos, evitando “zanahoria” Pérez la apertura del marcador.

La ruptura del 0 a 0 fue a los 25 minutos cuando Marcelo Larrondo habilita a Facundo Castro, quien encara por la derecha y levanta centro al punto penal donde arremete el argentino Larrondo para elevarse ente los centrales iquiqueños y clavar la pelota al fondo del arco con certero cabezazo.

Con la ventaja OHiggins varió su esquema, pasando a ejercer una presión más alta, con la intención de provocar el nerviosismo celeste en la salida y asegurar otra cifra, pero nada de eso se dio.

A los 32 minutos el DT nortino debe realizar un cambio obligado por la lesión de Michael Contreras, entrando Guido Mainero.  A los 36, una buena jugada de Iquique alertó al meta Augusto Batalla, cuando Lorenzetti despacha un centro que no pueden conectar ni Cesar Huanca y Michael Fuentes solos ante el portero.

En el minuto 44 los dragones llegan al área dominado y moviendo el balón, entre Mainiero, Fernández y Salinas. Cuando este último levantaba el centro para Fernández, recibió la falta del “Colorado” Romero y el juez José Cavero, pese a los reclamos   no dudo en decretar la pena máxima. El propio Salinas se puso frente al balón y con remate cruzado rasante de pierna zurda decretó la paridad 1 a 1.

Al reanudarse la brega los primeros diez minutos mostraron a un Deportes Iquique distinto, siendo protagonista y con ocasiones de gol frente al meta Batalla.

En el minuto 63 una falta de Larrondo a Fuentes Vadulli, genera un corner tras el tiro libre. Despejando el centro, la zaga rancaguina aplica la estrategia de Dalcio Giovagnoli de salir rápido con tres toques para llegar al arco rival. Fue así como nuevamente Castro eleva el balón buscando a Larrondo, que aparece por el segundo palo para con golpe de cabeza dejar la cuenta 2×1, para los de Rancagua. El juez le mostró amarilla al “zanahoria” Pérez por reclamos.

Iquique no bajó los brazos, siguió con poderío de balón y llegadas al pórtico local. Cuando parecía que el final sería el mismo de las fechas anteriores y a un minuto del tiempo reglamentario, un tiro de Mainero es interceptado con el brazo por Roberto Cereceda y tanto el VAR como Cavero dijeron penal y tarjeta amarilla para el “eléctrico”.

Frente al balón, los viejos protagonistas, Salinas y Batalla. El tiro del iquiqueño al costado es contenido a medias por Batalla y en la insistencia Salinas tira potente dando en el poste y al fondo del arco, para poner igualdad a 2 tantos y la cuota de esperanza para un plantel que no ha bajado los brazos y sabe que en cada partido que resta, se juega la chance de conservar la categoría de Primera A.

image_pdfimage_print