Asociaciones y clubes locales, tienen suspendidas sus actividades amateur y profesionales

Mario Vidal Jorquera

Un duro golpe ha sido el coronavirus, para el boxeo iquiqueño que, al igual que otros deportes, ha debido suspender todo tipo de actividades.

Varias eran las veladas que tenían programadas, las entidades que rigen el deporte de los puños, ya que, en el caso de la Asociación de Boxeo de Iquique, para este fin de semana, se tenía proyectado realizar una ronda de combates de boxeo amateur, entre elementos del Club Heriberto Rojas y la selección de Antofagasta.

Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Boxeo de Iquique, consultado al respecto de como los ha afectado esta situación de emergencia sanitaria, señaló: “Hemos tenido que parar los entrenamientos en todos los clubes afiliados y aunque los muchachos están siguiendo una rutina en sus hogares, creo que les costará un tiempo ponerse en forma, ya que entrenar solos, no es lo mismo que, bajo la mirada de sus entrenadores”.

El dirigente, agregó que, junto a los otros directivos, ya estaban trabajando en la organización de un torneo internacional para el mes de mayo, con la participación de boxeadores argentinos, la cual; con esta emergencia, ha quedado suspendida.

Por su parte la Asociación de Boxeo Centro Iquique, también tiene todo paralizado, según indicó el técnico Charles Villarroel Brant: “Teníamos todo listo para realizar en el mes de abril, el tradicional torneo de los barrios “Salvador Villarroel Toledo”, campeonato que ahora deberemos postergarlo hasta que todo vuelva a la normalidad”.

En relación, a las competencias nacionales e internacionales programadas para este 2020, el presidente de la Federación Chilena de Boxeo, Robinson Villarroel, informó que se suspendió el campeonato nacional categoría cadetes, que debía disputarse el próximo mes en Santiago. El máximo timonel del boxeo nacional indicó además que, en lo que se refiere al seleccionado nacional que debía competir en el torneo preolímpico de Buenos Aires, todos los pugilistas que estaban concentrados en el hotel del Centro de Alto Rendimiento en Santiago ya regresaron a sus ciudades de origen, una vez que se conoció la suspensión de los Juegos Tokio 2020.

Por su parte el boxeo profesional, también paraliza sus actividades, dejando sin efecto el combate que, por el título nacional de los cruceros, debían sostener el 9 de mayo en el Gimnasio Municipal de Pozo Almonte, el boxeador local Abraham Teves y el valdiviano Gerardo Mellado.

También queda pendiente el desafío que había planteado el boxeador Junior Cruzat, al boxeador del Team Charly Boxing y actual campeón nacional peso pluma José Argel, para un combate por el título. El plazo de negociación por el asunto de bolsa y sede del combate expiró el pasado 22 de marzo, sin que los manejadores de Cruzat se pronunciaran al respecto, por lo que será la Comisión Nacional de Boxeo Profesional, la que debe tomar una determinación.

Otro boxeador profesional que deberá esperar, para volver a los cuadriláteros, es el actual campeón chileno de los super livianos Marcial Carrión, cuyo próximo combate estaba anunciado para el día 18 de abril en el Gran Arena Monticello de Santiago, ante un rival argentino, como preliminar de la pelea que, por el título del mundo, debía sostener la chilena Daniela Asenjo, ante la actual campeona, la mexicana Maribel Ramírez.

Como se ven las cosas, habrá que esperar que el coronavirus pierda fuerzas, para volver a escuchar el tañido de campana en los cuadriláteros nacionales.

image_pdfimage_print