El 5 de agosto pasado, el presidente Trump ordenó la congelación total de los activos del gobierno venezolano dentro de Estados Unidos, lo que aumentó drásticamente la presión económica sobre el ex régimen de Maduro en Venezuela.

Junto con las licencias emitidas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, estas medidas proporcionan salvaguardias para el acceso del pueblo venezolano a los bienes humanitarios y las actividades del gobierno interino bajo Juan Guaidó.

“Estados Unidos está actuando con firmeza para aislar financieramente a Maduro y acelerar una transición democrática pacífica”, dijo el asesor de Seguridad Nacional John Bolton sobre las sanciones estadounidenses en una reunión del Grupo de Lima el 6 de agosto en Lima (Perú).

Al emitir la orden ejecutiva (en inglés), Trump citó la “usurpación continua del poder” de Nicolás Maduro y los abusos que el ex régimen ha hecho de los derechos humanos. Desde que llegó al poder en 2013, la corrupción y la mala gestión económica de Maduro han traído el desastre económico a un país que una vez fue el más rico de Sudamérica. Según informes de la ONU, más de 4 millones de venezolanos han sido desplazados.

Según informes fidedignos de organizaciones no gubernamentales, el régimen ha cometido 6.856 ejecuciones extrajudiciales y ha detenido a 2.939 personas por motivos políticos en el pasado año.

En respuesta, Estados Unidos ha promulgado múltiples sanciones contra Maduro, su familia y miembros de su régimen, así como contra entidades que enriquecen al ex régimen. Cincuenta y cinco países, entre ellos Estados Unidos, han reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Tuit:
John Bolton @AmbJohnBolton
Con este E.O., todos aquellos individuos que continúan apoyando a Maduro deben tomar una decisión. ¡Apégate a una dictadura que se hunde o muévete hacia el lado correcto de la historia!

Las nuevas sanciones prohíben a las personas estadounidenses (incluyendo a cualquier persona que se encuentre en territorios estadounidenses) hacer negocios con el ex régimen de Maduro.

Algunos países han estado apoyando a Maduro con la esperanza de recuperar préstamos anteriores.

“No dupliquen una deuda incobrable”, advirtió Bolton al discutir las últimas sanciones. “La ruta más rápida para que les devuelvan la deuda es apoyar a un nuevo gobierno legítimo”.

Fuente: ShareAmerica